domingo, 29 de junio de 2014

¿Que Estas Buscando? - Osho


Una tarde, Rabiya —una famosa mística sufí— estaba buscando algo en la calle, junto a su pequeña choza. Se estaba poniendo el sol y la oscuridad descendía poco a poco. La gente fue congregándose, y le preguntaron:

—¿Qué haces? ¿Qué se te ha perdido? ¿Qué estás buscando?

Ella contestó:

—Se me ha perdido la aguja.

La gente dijo:

—Se está poniendo el sol y va a resultar muy difícil encontrar la aguja, pero vamos a ayudarte. ¿Dónde se te ha caído exactamente? Porque la calle es grande y la aguja pequeña. Si sabemos exactamente dónde se ha caído resultará más fácil encontrarla.

Rabiya contestó:

—Más vale que no me preguntéis eso, porque en realidad no se ha caído en la calle, sino en mi casa.

La gente se echó a reír y dijo:

—¡Ya sabíamos que estabas un poco loca! Si la aguja se ha caído en tu casa, ¿por qué la estamos buscando en la calle?

Rabiya replicó:

—Por una razón tan sencilla como lógica: en la casa no hay luz y en la calle aún queda un poco de luz.

La gente volvió a reírse y se dispersaron. Rabiya los llamó y dijo:

—¡Escuchadme! Eso es lo que hacéis vosotros. Yo me limitaba a seguir vuestro ejemplo. Os empeñáis en buscar la dicha en el mundo exterior sin plantear la pregunta fundamental: «¿Dónde la has perdido?». 
 
Y yo os digo que la habéis perdido dentro. La buscáis fuera por la sencilla y lógica razón de que vuestros sentidos están abiertos hacia el exterior: hay un poco más de luz. Vuestros ojos miran hacia fuera, vuestros oídos escuchan hacia fuera, vuestras manos se tienden hacia fuera; por eso estáis buscando fuera. 
 
Por lo demás os aseguro que no la habéis perdido ahí, y lo digo por experiencia propia. Yo también he buscado fuera durante muchas, muchas vidas, y el día que miré dentro me llevé una sorpresa. No hacía falta buscar y registrar; siempre había estado dentro.

La dicha es tu núcleo más íntimo. El placer se lo tienes que pedir a otros, y naturalmente te haces dependiente. La dicha te hace el amo. La dicha no es algo que te ocurre; ya está ahí.
 
______________________________________________________________________
 
______________________________________________________________________
.

viernes, 27 de junio de 2014

En una gran alegría - Bô Yin Râ


¡Gracias a ti,

Fuente de toda alegría, 


Eterna luz primordial


Amor otorgador de vida, 


Porque


Pude experimentar,


Lo que hoy


Me hace feliz, 


Me aleja de todo lamento, 


Realización


De lo esperado y ensoñado!


Apenas puedo creer,


Que lo logrado


Se manifieste como realidad.


¡Pero Ustedes:


Amantes,


En el Espíritu,


Ustedes,


Que conocen


El Camino


Y el modo,


Ustedes,


Para quienes el amor


Significa ayudar, 


Envíenme


Ayudantes


Su fuerza!


¡Enséñenme


A reconocer


Cómo


Ser digno


De mi alegría!


¡Dejen que sea mi bendición,


Lo que en este día me ilumina!


¡Oh, no me dejen


Sólo!


¡Sólo con mi alegría!


¡Protectores,


Protejan


Mi alma,


Para que


De la soberbia


No sea presa!


______________________________________________________________________

Extraído de: El Libro del Ser Humano - Bô Yin Râ - http://omarpal.blogspot.com.ar/2014/06/el-libro-del-ser-humano-bo-yin-ra.html
______________________________________________________________________
.

jueves, 26 de junio de 2014

Cantos Místicos de Lalla


La Inexpresable No-Dualidad o La Enseñanza Suprema

1.-
Por una práctica asidua,
aquello que se ha desplegado ampliamente se reabsorbe,
aquello que está dotado de forma y cualidades
con el vasto Vacío se ha íntimamente fundido,
incluso el Vacío ha desaparecido,
solo queda entonces lo Inefable.
Tal es, oh Brahmin, la Verdad a obtener.

2.-
La palabra, el pensamiento, lo inmanente, lo transcendente, nada son en ese lugar.
El silencio, los mudra para nada dan acceso a Eso.
Ni siquiera la Consciencia y la Energía ahí están.
Si algo queda ahí, entonces, he ahí la Verdad
que conocer y realizar.

3.-
No hay ni Tu ni yo, ni contemplado ni contemplación,
solamente, Aquel que todo ha creado, y en el olvido se ha perdido.
Si los ciegos ahí no ven nada profundo,
los sabios, que lo supremo han reconocido,
en El se han fundido.

 
LA FASCINACION DEL MUNDO Y EL REMEDIO

4.-
Es un lago tan pequeño
que ni un grano de mostaza podría albergar
Sin embargo a el todos van a beber.
Ciervos, chacales,
rinocerontes, elefantes,
Todos, en cuanto nacen, he ahí donde caen,
una y otra vez.

5.-
Oh alma mía. Por ti lloro.
Porque la atracción del mundo, ese fruto de la ilusión,
te ha tocado en suerte.
Pues, ni siquiera la sombra de aquello a lo que te apegas
al final estará cerca de ti.
La verdadera naturaleza del Ser
¡ay! ¿por qué la has olvidado?

6.-
¿Por qué, oh alma mía, te dejas embriagar por un vino que no es de tu cosecha?
¿Y por qué confundes error con verdad?
Carente de discernimiento, hete aquí fascinada por una ley extraña a ti.
Sometida al circulo de ir y venir,
de nacer y morir.

7.-
A un hombre sabio he visto, morir de hambre,
caer, como una hoja muerta por el viento del invierno.
A un idiota he visto,
que pegaba a su cocinero.
Desde entonces yo, Lalla,
a que de cuajo se corten todas mis ataduras,
yo espero.

8.-
Por el gran camino he venido, (el del nacimiento humano)
pero por el no volveré.
Heme aquí todavía en el ribazo
sin haber ni siquiera la mitad recorrido;
y el día se va... y la luz se oscurece...
Busco en mi bolsillo y ni una ochena (har-nâv: Shiva, la consciencia) encuentro.
¡ay! ¿al barquero que le daré?. (que hace la travesía al otro mundo tras la muerte)

9.-
Shiva, Vishnu, Budha, Señor del loto nacido,
sea el nombre que se Le dé,
¿puede el nombre liberarme de la enfermedad del mundo,
se le llame tal, o se le llame cual?

10.-
Sin parar venimos, y entonces hay que volver
día y noche hay que avanzar.
Y de allí de donde venimos, ¡allí mismo a retornar!
por siempre en la rueda de nacer y morir.
¡De nada a nada! ¡De nada a nada!
Algo hay aquí
que tendremos que descubrir.

11.-
La Consciencia-felicidad, Luz y Conocimiento,
aquellos que la han reconocido
liberados vivientes son.
Pero a la enredada red del devenir,
nudos por centenas
los dormidos añaden.

12.-
Las seis corazas están en Ti
las mismas corazas están en mi
pero, oh Shiva,
de Ti separada, a la miseria me reduzco,
ya que entre Tu y yo, con todo sin diferencias,
si que hay una:
y es que Tu eres, Tu, el amo de las seis
y yo soy, yo, por las seis esclavizada.

13.-
El deseo de liberarte que hiciste en el seno de tu madre
¿Cuándo te volverá a la memoria?
Muere, hermano, antes de morir.
Y cuando mueras,
¡Honor, gran honor a ti!

14.-
Si obtienes un reino no tienes reposo,
Y si de el haces don, tampoco estás en paz.
Pero el liberado del deseo, no muere.
¡Que él muera al deseo, permaneciendo vivo!
He ahí el verdadero conocimiento.

15.-
Lo que comienza amargo deviene dulce
Lo que comienza dulce veneno se vuelve.
Cada cual hace su elección.
Aquel que avanza sin flaqueo
llega al lugar que eligió.
 
UNA PALABRA CLAVE PARA UNA BUSQUEDA ARDIENTE

16.-
¡A recitar, a recitar una vez más!
así desgasté la lengua y paladar.
Sin embargo hasta Ti
nunca mis practicas han llegado.
¡A desgranar el rosario!
así me he desgastado índice y pulgar
Sin embargo ni un ápice mi pensamiento
se ha alejado de la dualidad.

17.-
Mil veces interrogue a mi Maestro:
"¿a aquel que nada puede definir, que nombre dar?"
Y me agotaba de repetir mi petición.
De lo Indefinible, veo yo,
es de donde surge la Creación.

18.-
Un único precepto mi Maestro me ha dado:
"De lo exterior, me dijo, entra en lo interior"
Para mi, Lalla, esa fue la Palabra y el Precepto por excelencia.
Entonces, desnuda, danzando me puse a errar.

19.-
Solo te vistas para protegerte del frío.
Solo comas para tu hambre calmar
Conságrate, alma mía, a discernir el Ser Supremo.
Y reconoce este cuerpo como algo bueno...
para los cuervos del bosque.

20.-
Aquel que ha matado a los ladrones (concupiscencia, orgullo y deseo)
y que, esos bandidos muertos, actúa con humildad,
es al Señor eterno al que ha encontrado,
y verdaderamente para él,
solo cenizas son el resto.

21.-
Las impurezas de mi corazón hice quemar,
toda avidez maté,
entonces volando se fue el nombre de Lalla,
mientras que yo permanecía ahí, arrodillada.

22.-
Presa de una ardiente nostalgia,
yo, Lalla, salí y partí errante,
en una búsqueda perdida
a través de días y de noches.
Al fin, en mi propia morada vi al Sabio
y a él me sujeté.
¡Ah, esa fue mi buena estrella,
mi momento afortunado!
 
INTERIORIDAD Y PURIFICACION

23.-
Mata a los demonios asesinos: pasión, cólera y deseo.
Si no con sus flechas te matarán.
Ponte en guardia y, gracias al discernimiento del Ser,
dales tu paz por todo alimento.
Descubre entonces que débil es su poder.

24.-
El acto justo, oh desorientado, no consiste en ayunar
ni en hacer una comida ritual tras el ayuno.
El acto justo, oh desorientado, no consiste en dar comodidad
ni cultivo y mimo al cuerpo.
Lo que se te enseña, en verdad,
es a discernir la Esencia connatural.

25.-
Así pudiera dispersar las nubes del Sur,
pudiera vaciar el mar o curar al enfermo desahuciado,
que no sabría como convencer al desviado.

26.-
Has curtido la piel (has venido al mundo)
y la has tensado y sujetado (te has instalado en el deseo)
para tu particular provecho.
¿Qué has sembrado ahí, para obtener una buena cosecha?
¡Oh desorientado! darte a ti una enseñanza
es como disparar contra un muro
¡una perdida de tiempo!

27.-
No hagas a tu cuerpo sufrir,
con hambre y sed.
Aliméntalo cuando lo necesite.
Abandona tus ayunos y ritos.
Actúa bien:
esa es para ti la justa acción.

28.-
Complaciendo los apetitos,
no llegarás a ningún sitio.
Pero la privación y el ayuno,
te harán pretencioso.
Mantén una igualada mesura
y obtendrás la igualdad.
Para el que se nutre de igualdad, las puertas están abiertas.
Cuando el igual, se une a su igual,
¿cómo podría haber la menor diferencia?
El "Yo Soy" realizarás, entonces.

29.-
Buena comida y adorno, no apaciguan el alma,
pero los que las falsas esperanzas han quitado
a las cimas han ido.
Habiendo aprendido de las escrituras
a temer a la muerte y a la duda,
al deseo usurero nada han prestado.
Dichosos, entonces, largo tiempo han vivido.

30.-
El nombre y la fama:
¡como echar agua en una cesta!
Pero si con su mano un héroe puede coger el viento
(dominar la tormenta interior)
o, con un cabello, atar a un elefante,
(el elefante de los deseos)
Entonces, ¡ese es el verdadero triunfo!.

31-32.-
Oh tú que tienes un cuerpo;
tu no piensas más que en ese cuerpo.
Oh tú que tienes un cuerpo;
tú no te ocupas más que de adornarlo.
No haces más que colmarlo de placeres.
Pero de ese cuerpo
apenas un puñado de cenizas quedará.

Lleva la búsqueda en ese cuerpo con pasión,
en ese cuerpo que un vehículo de la Esencia es.
Una vez desaparecidos el deseo y la ilusión,
un halo de gloria va a surgir,
en ese cuerpo mismo.
La belleza, ahí, aparecerá.

 
PARA UN VERDADERO CULTO

33.-
De santuario en santuario el peregrino va,
buscando a Aquel a quien en si mismo no puede ver.
Oh alma mía,
tu que la Verdad has conocido,
cesa de perderte;
aunque sea la hierba lejana
la que te parece más verde.

34.-
De piedra la estatua, de piedra el templo,
Desde arriba hasta abajo, solo piedra.
O Pandit (monje erudito) obstinado, ¿a eso es a lo que adoras?
Mejor harías en unir tu aliento y pensamiento.

35.-
Satisfaciendo al pudor, se protege del frío;
solo hierba come y agua bebe.
¿Quien, Pandit obstinado, te ha enseñado a ofrecer
un cordero vivo como alimento a una piedra muerta?

36.-
No es necesaria la hierba sacra, las flores, las semillas de sésamo
la lampara ni el agua
para aquél que, fielmente, guarda en su corazón
la palabra de su Maestro;
por su pasión él conserva incesante
el recuerdo de Sambhu. (la Consciencia apacible)
Lleno de felicidad, su actividad libre y espontánea, él no renacerá.

37.-
Tu solo, Tu eres el cielo
Tu solo, Tu eres la tierra.
Tu solo, Tu eres el día, el aire y la noche.
La ofrenda de semillas, la unción de sándalo,
las flores y el agua lustral; eres Tu.
Tu eres todo, ¡oh Tu solo! ¿qué podría yo ofrecerte?

38-39.-
¿Quién es el donador de flores y quién la donadora?
¿Qué flores como culto ofrecer?
¿Con qué agua hacer la aspersión?
¿Y que mantra despertara a ese Señor, al Ser?

La mente es el donador, y la devoción, la donadora.
Las flores de la adoración
componen el culto que ofrecer.
El mundo objetivo (en oblación ofrecido)
es el agua de la aspersión,
El mantra de silencio
es el que despierta a ese Señor, al Ser.

40.-
Detener un río o parar un fuego,
Caminar por el cielo a zancadas
ordeñar una vaca de madera
A fin de cuentas, ¡juegos de magia son!

41.-
Nacida en este mundo, no he buscado sus grandezas,
ni me he complacido en deseos y placeres.
las satisfacciones moderadas he apreciado,
sufrimientos y tribulaciones bien soportado,
a Dios siempre siendo fiel.

42.-
¿Por qué vas a tientas como un ciego?
Si eres astuto, entra en el interior.
Shiva ahí está, no Lo busques en otro lugar.
En mi palabra espontanea debes confiar.

43.-
Shiva se extiende, como una fina red,
impregnando toda forma.
Si, vivo, no Lo ves
¿Cómo muerto lo verás?
Del yo extrae el Yo, después de haber discernido.

44.-
En el escenario teatral, hay múltiples disfraces,
encuentra-Le.
Si soportas todo con paciencia, descubrirás la dicha.
Si cólera, envidia y enemistad apaciguas,
entonces verás el rostro de Shiva.

45.-
He abandonado la vanidad, la mentira y lo que es falso,
he enseñado a mi pensamiento
a conocer al Unico en todos los hombres.
¿Cómo podría si no diferencio a un hombre de otro,
rechazar el alimento que uno de ellos me da?

46.-
En todo y por todo Shiva mora,
no reconoces a un Hindú o a un Musulmán,
Pero si eres sagaz, reconoce al Ser de cada ser,
el conocimiento del Señor verdaderamente eso es.

47.-
Algunos leen (los libros sagrados) siempre, oh Padre,
pero sin discernimiento,
Como un loro, en su jaula, el nombre de RAM repiten.
Leen el Bhagavad Gita
pero eso es una falsa apariencia.
Yo he leído bien el Gita ¡y lo estoy leyendo (viviendo) en cada instante!

48.-
He puesto en práctica lo que leía
y leído lo que no estaba escrito.
He arrastrado al león (al pensamiento) fuera del bosque
y puesto bien en practica lo que a los demás predicaba.
Todo entonces se volvió claro, y pude tocar la meta.

49.-
Fácil es leer y recitar,
más difícil practicar, aquello que se leyó.
Sutil y difícil conseguir
la búsqueda de la Esencia innata (connatural)
Siendo constante mi práctica y los Tratados olvidados,
la Consciencia-Felicidad
para mí se volvió certeza.

50-51.-
¿Quién está dormido y quien en vigilia?
¿Qué lago siempre desbordado?
¿Qué culto ofrecer a Shiva?
¿Y que suprema morada buscar?

El pensamiento está dormido, Lo Indiferenciado en vigilia.
Desbordado en permanencia, el lago de los sentidos.
El justo culto a ofrecer a Shiva;
es el discernimiento del Ser.
La suprema morada que ganar;
la Consciencia misma de Shiva.

 
LA ACCION Y EL TIEMPO

52.-
Bajo tus pies un abismo, y es ahí donde tu danzas.
Dime ¿como puedes tener confianza?
Todo lo que amasaste, aquí lo dejarás,
Dime ¿como puedes apreciar los buenos platos?

53-54.-
Ahora veo un río fluyendo;
luego ni barco ni puente se ven.
Ahora veo un arbusto floreciendo.
ni rosa ni espina después.

Ahora veo un horno encendido;
ahora ni fuego ni humo puedo ver.
Tan pronto vi a Kunti como Reina,
como artesana la encontré después.
(alusión a un episodio del Mahabharata)

55.-
Por muy a menudo que me haya embriagado con el agua del Syund
Por muchos que hayan sido mis papeles en el teatro.
Por muchas encarnaciones por las que haya pasado.
Lalla continúo siendo:
¿de qué sirvió entonces todo eso?

56.-
Nosotros fuimos y seremos,
De edad en edad hemos sido.
Por siempre Shiva hace nacer y hace morir.
Por siempre el Sol se eleva y acuesta.

57.-
Presta oído a mis palabras oh noble Santo:
¿Te acuerdas de los días de antaño?
Oh jóvenes, los días y las noches ¿cómo las pasareis?
Nuestra edad (el Kali yuga) es cada vez más difícil;
¿qué es lo que entonces vais a hacer?

58.-
Oh hombre, ¿por qué trenzas una cuerda de arena?
con ese cordaje, oh hilandero, no podrás arrastrar una barca.
Lo que ha sido escrito por el Dios de la Creación
en la línea del destino,
Eso, no puede ser cambiado.

59.-
Gana un reino quién maneja su espada.
Gana el Cielo quién practicó ofrendas y limosnas.
Gana la revelación de la Esencia innata (connatural),
quién siguió la palabra de su Maestro.
Por su pecado o su virtud,
el hombre mismo recoge sus frutos.

60.-
La Vía del Conocimiento
como una huerta es.
Rodéala de un seto de paz, de dominio y de actos justos.
Entrega tus acciones pasadas
al origen del que surgieron,
saliendo del circulo de causas y efectos.
Pronto alcanzarás la Vacuidad.

61.-
De cualquier acción que yo haga
la responsabilidad me incumbe;
incluso si el beneficio es para otro.
Si, al fin liberada del fruto de las obras,
retorno al Ser supremo,
entonces, dondequiera que esté,
todo se hará para bien.

62.-
Algunos incluso dormidos
permanecen vigilantes.
Para otros, aunque despiertos,
un profundo sueño ha caído.
Algunos, después del baño,
permanecen muy impuros.
Otros, aun sin descuidar la acción,
están libres del acto.

 
PARA NO CONFUNDIRSE DE CAMINO

63.-
De la madre han nacido, bellos y plenos de vigor,
no sin, en el vientre, haber causado gran dolor.
Después a la misma puerta vuelven a llamar.
Difícil de encontrar a Shiva debe ser:
la Enseñanza entonces has de reconocer.

64.-
De la misma piedra, que un trozo de la tierra es,
un adoquín o un pedestal se puede hacer,
o incluso la rueda de un molino.
Difícil de encontrar a Shiva debe ser:
la Enseñanza entonces has de reconocer.

65.-
¿No brilla el sol por todas partes
y no solo en los lugares bellos?
¿Y no entra el agua en la casa de los buenos
y en la de los demás?.
Difícil de encontrar a Shiva debe ser:
la Enseñanza entonces has de reconocer.

66.-
La misma (la energía), como madre, da de mamar.
La misma, como esposa, así actuará.
La misma, como maya al final
la vida te quitará.
Difícil de encontrar a Shiva debe ser:
la Enseñanza entonces has de reconocer.

67.-
Si hubiera sabido, del pensamiento justo ayudándome,
dominar el conjunto de las corrientes vitales,
cortarlas del deseo,
reunirlas en el Ser,
y vencer al sufrimiento;
entonces habría sabido, poco a poco, crear el elixir.
Difícil de encontrar a Shiva debe ser:
la Enseñanza entonces has de reconocer.
 
EL PENSAMIENTO

68.-
¿Qué puedo hacer con los cinco sentidos,
con los órganos de acción,
con el pensamiento que los gobierna?
¡cuando se vacía este recipiente se van!
Si todos hubiesen estado unidos
¿como me hubiera podido extraviar?

69.-
Considera tu pensamiento
como semejante al océano de la existencia.
(una masa de agua tranquila, sobre un fuego destructor)
En la cólera desencadenado
agudas heridas ocasionará.
Pero, de todo esto,
nulo es el peso en la balanza de la verdad.

70.-
No sueltes la brida de tu asno (el pensamiento)
porque del jardín del vecino
el azafrán se comerá.
¿Quién entonces ofrecerá
el torso desnudo al latigazo?

71.-
Pon tu pensamiento sobre el camino de la inmortalidad,
Si de él pierdes el control, mal se portará.
Se firme sin temor:
solo es como una comida
que se agita en la marmita.

72-73.-
¿Quién muere? ¿Quién es matado?
Aquel que desiste del nombre de Shiva.
para agitarse en su casa:
ese es el que muere, ese es el que es matado.

Aquel que, lleno de impulso y confianza,
sigue la palabra de su maestro,
el que, por la brida del conocimiento,
retiene al corcel del pensamiento,
con sus sentidos apaciguados
la felicidad disfrutará ahí.
Entonces, ¿quién podría morir y quién ser matado?

74.-
Destruye las vanas imaginaciones y deseos,
que tejen la red del tiempo.
Habiendo conocido al Señor,
que es inmaculado y puro,
viviendo la verdad que has conocido;
tanto puedes vivir de amo de casa
como de ermitaño.

 
EL ALIENTO Y LA ENERGÍA ASCENSIONAL

75.-
¿Por qué camino y de donde he venido?
¿A dónde iré y cómo el camino reconoceré?
Al fin surgirá para mi, el Arbitro del destino,
donde mi aliento vacío nada valdrá.

76.-
Al que mantiene la brida del aliento,
hambre ni sed, no le tocarán.
Quien sabe realizar esto hasta el final,
¡Afortunado en este mundo, que ya no renacerá!.

77.-
El corcel de la mente vagabundea en el cielo.
En un parpadeo, recorre cien mil leguas.
Un sabio sabe retenerlo
con la Consciencia de Si como brida,
y sabe detener los dos alientos (prana, apana)
que las ruedas del carro son.

78.-
Cuando poco a poco pude de mi mente detener
sus procesos y pensamientos,
la lampara para mi se encendió,
mi naturaleza real se mostró.
En las tinieblas de mi alma
me agarré a lo Real ,
y entonces, como una compuerta,
hasta lo lejos difundí mi íntima luz.

79.-
Algunos dejan su casa, otros dejan la ermita:
todo en vano si su pensamiento no está dominado.
Día y noche, estáte atento a tu aliento.
Y tal cual eres en realidad y donde estés, así permanece.

80.-
Como había franqueado los seis bosques,
el Ser que está oculto, se me hizo evidente.
Por el dominio del aliento,
el mundo manifestado, me pareció marchito.
En el fuego del amor yo consumía mi corazón;
así encontré a mi Señor.

81.-
He agarrado y retenido por la brida
el corcel de mis pensamientos.
Y, por una ardiente practica,
he unido los alientos.
Entonces el Ser que está oculto, habiéndose derretido,
todo por mí se ha extendido,
y en el Vacío, un vacío se ha absorbido.

82.-
¿Quién puede degustar el néctar del Ser que está oculto?
¿Quién puede dominar su aliento?
¿Quién puede ver el sol en la noche?
El que a sabido domar sus sentidos,
en la oscuridad del alma,
puede ver la Luz.

83-84.-
Oh Maestro,
tu que eres para mí Gran Señor,
¿quisieras explicarme, tu que conoces el misterio,
porqué, de estos dos alientos, nacidos en el bajo vientre,
uno, HUH es frío y el otro HAH es caliente?

Cerca del ombligo todo es ardiente por naturaleza;
Desde ahí hasta la garganta, transcurre el aliento cálido.
Del centro superior desciende la corriente de fresco néctar.
Así HUH es fresco, HAH es cálido.

85.-
Yo, Lalla, vi a mi Maestro espiritual
por encima del centro superior.
El Ser que está oculto me inundó hasta los pies.
Del néctar del conocimiento investí mi persona,
poniendo completamente fin al deseo.

 
VIA DEL CISNE, MANTRA OM, SONIDO INAUDIBLE

86.-
Como invocación ritual,
repite el mantra no recitado (so-ham unido a la respiración)
rechaza el yo y entonces, coge-Le, a El:
De aquel que abandona el yo, es El; el Ser.
No ser más ese "yo";
esa la Enseñanza es.

87.-
El día se apagará y vendrá la noche,
La superficie de la tierra se perderá en el cielo.
El demonio de la ignorancia por la luz de la consciencia será devorado.
La iluminación del Ser en el corazón;
el verdadero culto a Shiva, ese es.

88.-
De la casa que es mi cuerpo
puertas y ventanas he cerrado.
Domando la respiración
atrapé el ladrón que es el aliento.
En la intimidad del corazón,
lo até, y quité el obstáculo,
teniendo a OM como látigo.

89.-
Aquel en quién la sílaba OM, es la única,
se eleva sin obstáculo, desde el centro del ombligo.
Aquel que, por el dominio del aliento,
hace un puente hasta la suprema Consciencia,
y lleva en su corazón éste único mantra,
¿para que querría un millar de mantras?

90.-
Cuando devine una con el Nombre Supremo (OM)
e hice de mi cuerpo un carbón ardiente,
transcendiendo los seis caminos, tome la vía verdadera.
Así, la permanencia de la Luz yo conseguí.

91.-
Oh dama, levántate, prepárate para el culto,
llevando el vino, la carne y el pastel sacrificial.
Si conoces el Supremo estado sin cambios,
come todo ello en compañía de los adeptos,
"Mano izquierda" o no, es igual;
¿habría ahí algún mal?

92.-
Cuando los cinco elementos hayas sacrificado,
esos hermosos carneros nutridos
por el alimento de la consciencia vigilante,
Entonces solamente, ¡oh impaciente!, conocerás
la suprema morada,
ritos y piedades ya no te atarán,
y la vía de la "mano izquierda" no te hará ningún mal.

93-94
Shiva es el caballo, Vishnu provee la silla,
Brahma de los estribos se ocupa.
Por la ciencia del yoga, el yogui reconocerá
que Dios es el caballero.

El Sonido sin sonido,
teniendo el espacio de la Consciencia como esencia,
el Vacío como ámbito.
Aquel que no tiene nombre, ni color, ni forma, ni linaje,
Aquel que, tomando conciencia de si, se vuelve resonancia y luz,
ese Dios será el caballero.

95.-
Solo Tu, oh Dios, impregnas las formas,
el mundo entero.
Solo Tu, oh Dios, das a los cuerpos el aliento de vida.
Solo Tu, oh Dios, resuenas en silencio,
¿Quién entonces, oh Dios, conoce Tu medida?

96.-
Aquel cuyo centro superior es la morada de Dios.
Aquel cuyo aliento nasal es mantenido por el Sonido inaudible,
Espontáneamente le ha abandonado el movimiento mental,
no conociendo otro Dios que el Si-mismo;
¿a quién podría rendir culto?

97.-
Solo hacia El, con todo mi ser he ido.
He escuchado sonar la campana de la Verdad.
Ahí mismo, en concentración, me he establecido.
Ahí he penetrado el Espacio y la Claridad.

 
¿CÓMO ALEJAR EL MIEDO DE LA MUERTE?

98.-
Abanico o palio real, carroza o trono,
festival o ballet o lecho cómodo:
¿cuál crees tu que es eterno?
llegada la muerte
¿cuál te disipará el miedo?

99.-
¿Por qué entonces, en tu confusión, te has hundido,
en estas corrientes del océano de la existencia?
¿Por qué has destruido el puente salvador?;
la densa oscuridad de la inercia te rodea.
A la hora del destino,
el dios de la muerte te llevara sangrante.
¿Quién te disipara el miedo de la muerte?

100.-
Dominando el aliento elimina
la dualidad y la triple impureza (infinitud, ilusión, acción)
Serás entonces honrado en el mundo superior.
Sube, sube más,
tras haber atravesado el orbe del sol (el conocimiento)
¡Así desaparecerá para ti el miedo a la muerte!

101.-
Con el hábito del conocimiento habiéndote vestido,
graba en tu corazón estos versos de Lalla.
Gracias a la sílaba OM, Lalla se ha absorbido en la luz de la Consciencia,
y para ella,
el miedo a la muerte ha desaparecido.

 
A TRAVES DE LAS PRUEBAS

102.-
Para realizar la Esencia innata (connatural),
paz y dominio no son apropiados.
Un simple deseo no conduce tampoco
a las puertas de la liberación.
Incluso si el hombre se ha disuelto en la contemplación,
como la sal en el agua,
incluso entonces, es raro que llegue a discernir
la Esencia connatural.

103-104.-
Yo, Lalla, salí, con la esperanza de expandirme
como la flor del algodón.
¡que de varazos recibí del limpiador y el cardador!
Después la hilandera, en la rueca,
fue sacando de mi finos hilos.
En el tejedor, en el telar colgada,
nuevos golpes me llovieron.

En el lavadero, por la lavandera fui golpeada,
después con arena y jabón bien frotada.
El sastre
con sus tijeras, me corto en trozos.
Entonces yo, Lalla,
encontré la Realización.

105.-
La cuerda que mantenía la carga de caramelos en mis espaldas,
se ha aflojado.
Mi torso doblado. ¿Cómo Lo conseguiré?
La palabra de mi Maestro, cayendo sobre mi, me ha magullado.
Mi rebaño no tiene ya pastor
¿Cómo Lo conseguiré?

106.-
Un arco de madera con una flecha de paja,
Un carpintero chapucero y un palacio a edificar,
En el centro del mercado
un tenderete sin cerrojo.
El cuerpo sin baño sagrado:
oh Padre, ¿quién sabe lo que me sucederá?

107.-
Con una cuerda mal trenzada
tiro de mi barca en el océano.
¿Dios me escuchará? ¿Me hará El navegar?
como agua en vasija de barro sin cocer,
así me voy a perder.
Mi alma está confusa. ¡ay!
¡como me gustaría volver a mi morada!

108.-
Alma agitada, no tengas miedo en ti,
el Eterno te cuida
y el sabe como apaciguar tu hambre.
¡Solo sobre El dirige tu llamada
para que te haga terminar la travesía!.

109.-
Muy derecha he venido,
muy derecha me iré de aquí.
A mi, tan derecha, ¿qué podría hacerme un ser torcido?
Desde el origen, El me conoce:
a alguien a quien El conoce ¿qué mal se le podría hacer?

110.-
En nada más que Eso puse yo mis esperanzas,
en nada más que Eso puse yo mi confianza.
Al fin, habiendo bebido el vino de mis versos,
cogí y derribé las tinieblas interiores,
las arranque y las hice añicos.

111.-
¿Cuándo la cadena de la vergüenza será cortada?
Cuando acoja censuras, insultos y mofas.
¿Cuándo el abrigo de la turbación podré tirar?
Cuando el deseo deje de agitar mi mente.

112.-
Malo o bueno, cualquiera que llegue
déjalo venir.
Mis oídos no escuchan nada
Mis ojos no ven.
Cuando la llamada de lo alto
viene a despertar mi corazón,
mi lampara se enciende porque ya no hay viento que la apague.

113.-
Me pueden infligir mil insultos,
que ninguna agitación morará en mi pensamiento.
Si verdaderamente a Shiva soy fiel,
¿una pizca de cenizas ensuciaría un espejo?

114.-
Que me censuren y me injurien,
que me digan lo que quieran,
que me honren,
o me regalen flores,
Nada de esto me ha tocado
¿qué queda de todo ello después?

115.-
Sabiendo, se ignorante
y viendo, ciego.
Oyendo bien, se sordo,
e insensible se en todo.
A todo lo que te digan,
di que "de acuerdo".
Esto es en verdad lo que hay que practicar
para conocer la Realidad.

116.-
Ten paciencia con el relámpago y el trueno,
ten paciencia con la oscuridad en pleno día,
ten la paciencia de pasar tu mismo por el molino.
Se dichoso; El vendrá por si mismo.

117.-
Firme y seguro el molino gira y gira (el camino místico)
El eje (el pensamiento orientado) sabe como accionar las piedras.
Cuando el molino gira, muele fino. (transforma lo grosero en sutil)
Al centro del molino llega entonces mas grano. (todos los aspectos de la vida se van purificando)

118.-
Oh cisne que eras, hete aquí mudo. (pérdida de las facultades limitadas individuales)
Alguien se ha ido robándote algo.
El molino parado, el conducto se obstruyó.
Y el molinero se fue llevándose el grano.
(Shiva, la Consciencia, todo se ha llevado)

119.-
Yo, Lalla, me agotaba
buscando y buscando más,
más allá de mis fuerzas.
Comenzando a ver, vi los cerrojos de Su puerta.
y todavía creció más mi anhelo,
la pasión en mi se volvió inquebrantable
y ahí mismo yo Le contemplé.

 
EL VACIO

120.-
Desapareció el Sol (el conocimiento)
y del claro de luna vino la luz.
Desapareció la luna (el sujeto cognoscente)
y solo el pensamiento quedó.
Desapareció el pensamiento y entonces,
ya nada en ningún lugar.
¿A dónde la tierra, el aire y el cielo han ido?

121.-
Desapareció el Tantra,
y quedó entonces el mantra.
Desapareció el mantra
y el pensamiento quedó.
Desapareciendo el pensamiento, entonces
ya nada en ningún lugar.
En el Vacío un vacío se ha absorbido.

122.-
Mata el deseo y discierne la Esencia aquí mismo.
Conocerla es un lujo; abandona las fantasías.
¡Ella está de ti tan próxima!
no la busques a lo lejos.
En el Vacío un vacío se ha absorbido.

123.-
El lago, lo recuerdo tres veces desbordado.
Una vez se diría que toco el cielo.
Desde el puente que va de Haramukh a Kaunsar.
Siete veces, me acuerdo, al vacío se absorbió el lago.
Durante eones de tiempo he visto,
la disolución de los mundos y su nacimiento.

124.-
Atravesaba yo sola la inmensidad del Vacío.
En mi no quedaba ni conocimiento ni razón.
Al verdadero Ser, al fin, me desperté,
entonces el Loto, saliendo de la boca,
a través de Lalla se expandió.

 
AMOR Y UNION

125.-
 Me desgastaba los pies por los caminos
buscándole.
Al fin el Uno, hacia el Uno me indico el camino.
Vi que El en todo y por todo estaba,
a ningún lugar tendría que ir para encontrarlo.
¿Quién conociendo esto no queda arrebatado?
¿Cómo no quedar loco de alegría?

126.-
Buscando intensamente mi propio Ser, me agotaba:
nadie ha llegado así al conocimiento escondido.
Al fin, en El me absorbí,
y la bodega del néctar alcancé.
Ahí donde se encuentran tantas jarras llenas ...
pero nadie bebiéndolas.

127-128.-
Habiendo atravesado las diez direcciones,
a una sola me sujeté.
Me lancé e hice mi camino
en el vacío y el viento.
Veía a Shiva por todo, impregnando todo.
De mi los seis (sentidos) y las tres (impurezas) expulsé;
entonces Shiva se reveló.

El oro ha salido de la fundición, toda impureza ha desaparecido,
para eso lo he puesto en el crisol.
Lo fundí con el fuego del amor como el hielo
cuando el sol reaparece.
Entonces yo, Lalla, permanecí en paz,
Acordándome que "Yo" es Su nombre.

129.-
En la última vigilia, durante el claro de luna
con mi obstinada mente protestando,
apacigué mis penas con el amor de Dios.
Suavemente diciendo: "soy yo, Lalla, Lalla",
al Bien-amado despertaba.
En El absorbida y mi mente limpiada,
de los diez sentidos fui purificada.

130.-
Por las seis (Cualidades del Ser) yo fui,
por las seis yo soy.
Estoy, aquí, en el Ser completamente disuelta.
Queriendo ir, me había alejado,
ahora al volver, me he elevado.
Heme aquí, toda entera, en Dios mismo absorbida.

131.-
Aunque El este en el interior,
al principio fuera lo busqué.
Después el aliento sutil mis canales internos purificó.
Gracias a la contemplación
en el mundo no veo sino a Dios,
habiéndose perdido las formas en la unión.

132.-
En Ti mismo absorbida, Tu seguías escondido.
Pasaba el día buscándote a Ti y a mi.
Cuando en mi yo Te vi, oh Tu,
un arrebato sin limite sucedió,
en Ti y en mi.

133.-
Habiendo franqueado la puerta del jardín de mi corazón.
¡oh alegría! Vi a Shiva y a la Energía unidos.
Y allí mismo me absorbí en el lago de ambrosía.
Viva, heme aquí desde ahora muerta al mundo.
¿qué podría entonces el mundo hacerme?

134.-
¡Señor! No conocía ni el Ser ni lo Supremo,
y siempre de este cuerpo me preocupaba.
Que Tu eres yo, que yo soy Tu,
semejante unión no conocía.
preguntarse ¿quién soy yo? ¿quién eres Tu?...
¡es una duda sin sentido!

135.-
Vi que estaba en cualquier cosa,
en cualquier cosa Le he visto brillar.
Oye bien, permanece a la escucha
y podrás ver a Shiva, el raptor.
La casa es toda de El... que soy yo.

 
EL UNICO O LA NO-DUALIDAD VIVIDA

136-137.-
 Yo apacigüe el amor en el fuego del amor.
Antes de morir yo morí toda entera.
Libre de forma en mi real naturaleza
¿Cuántas formas no habré desplegado?
El yo desaparecido ¿qué haré?
En la pérdida, perdí la pérdida.
La pérdida perdida,
volví al océano de la existencia.
Riendo, jugando, he obtenido
la revelación de la Esencia, aquí mismo.
De lo que aquí digo
yo misma soy la prueba.

138.-
Si conoces bien la Unidad,
ya no estás en ningún lugar.
Por la Unidad a la nada me reduje.
A pesar de que el Uno sea Unico,
yo conozco la guerra de los dos,
A pesar de que no tenga color ni forma,
en sus maravillosas formas estoy cogida.

139.-
Saliendo de la Interioridad en mi búsqueda ardiente,
me encontré en pleno claro de luna (el universo transfigurado)
En mi búsqueda ardiente
del mismo al mismo iba.
Tu solo, oh Shiva, Tu eres eso, solo Tu lo eres,
eso no es mas que Tu solo, oh Shiva
¿Cuál es el significado de tu juego?
¿No es toda esta maravilla creada por tu mirada?

140.-
La impureza se disolvió de mi pensamiento
como las cenizas de un espejo.
Entonces obtuve el Conocimiento
en este mundo mismo:
Cuando Lo vi tan próximo a mí,
supe que todo era El, y nada yo.

141.-
Es El quien ríe, es El quien estornuda, tose o bosteza,
es El quien se baña en los estanques sagrados,
El es, el asceta desnudo todo el año.
De ti está El tan próximo, ¡reconócele!

142.-
El agua, por el frío vencida,
en hielo o nieve se transforma.
Reflexiona como tres cosas que siendo diferentes
en la realidad no lo son.
Que brille el sol de la suprema Consciencia,
y entonces lo animado, lo inanimado,
el mundo entero es reconocido todo como Consciencia.
Y todo es igual.

143.-
Venido a este mundo del devenir,
he practicado la ascesis.
A la luz del Despertar
he descubierto la Esencia en este lugar.
Para mí nadie muere, y yo no muero para nadie.
Si muero esta bien,
y bien está si soy longevo.

144.-
Aquel para quién él mismo y el otro son iguales.
Aquel para quién el día y la noche se asemejan.
Aquel cuyo pensamiento está libre de dualidad,
ese solamente es el que ha visto al Soberano de los dioses.

145.-
A aquel que, con la vía del Cisne en la memoria
(la repetición natural y espontánea del mantra HAMSA con cada respiración)
sin cesar a Shiva invoca,
y que, aunque activo noche y día,
del fruto se ha despreocupado,
habiendo la dualidad dejado su pensamiento,
hacia él se muestra siempre benévolo
el Soberano de los dioses.

146.-
La Consciencia siempre es nueva,
el Yo Supremo siempre nuevo.
Veo siempre nuevo el universo transfigurado.
Después de que he, cuerpo y alma, purificado,
Heme aquí, Lalla, todavía y siempre nueva.

147.-
Todo acto que efectúo es un culto ofrecido,
toda palabra que pronuncio, un mantra es,
Todo lo que en mi cuerpo vivo,
ese Reconocimiento revela:
Esto, todo esto, es el Tantra del Supremo Shiva.

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________
.

lunes, 23 de junio de 2014

Vida Cotidiana y Meditación - Ramana Maharshi


"... No hay que renunciar a la vida cotidiana; se puede meditar y seguir cumpliendo las obligaciones mundanas,

así fluirá la Energía incluso cuando estés absorto en el trabajo, pues en el mismo espíritu que meditas así manifestarás tus actividades.

De este modo, tu actitud hacia las personas, los objetos y los acontecimientos cambiará gradualmente. Tus acciones se acompasarán a tus meditaciones.

A lo que hay que renunciar totalmente es al egoísmo que nos liga al mundo;

renunciar al falso ego es la auténtica renunciación..."

.

sábado, 14 de junio de 2014

Final de Otoño (testimonio) por Daniel Santiago Domínguez


Ciudad de Buenos Aires, salida de la escuela,  mientras caminábamos juntos para tomar el micro de vuelta a casa, mi hija de 7 años Anahí, observa el corte de dos cuadras de Av. Caseros (entre Catamarca y  Deán Funes a 2 cuadras del parque Patricios), que habían hecho los operarios municipales para realizar una audaz poda de árboles. 

Viendo el corte al ras de las copas arbóreas  me decía en un triste sollozo, tal vez sensible ante el cambio abrupto de paisaje: 

“Papi no quiero que maten los arboles! , contesto: “No Anahí, no los están matando, sólo los están podando. “ Los arboles, hija” _agregué_, viven más años que nosotros, pero creo que llegó el Final de Otoño, que me dice:                           

“Ya no acaricio el viento,
He perdido la suavidad el oro que desprenden mis manos.
El Hoy ha terminado con la última de mis riquezas.
Esperé con ansiedad el final de mis días dorados.
Y seré otro, y seré Sol , seré cielo igual
Seré Sol ahora dueño del  Rayo,
que lleva la luz a los que mueren de silencio,
en la noche del Invierno.
Ya no siento el  ritmo de los pasos de la gente,
al  escuchar su suave andar sobre mi alfombra de papel.
La voz del violín que suena en el aire,
será  cómo el pájaro,
que anuncia con su canto su partida,
su migración,
o su amor.
También será mi aviso, de
Y digo:
“Tu tenue y suave llanto despierta
un verso, como un violín en pizzicato…:
Descubriste un motivo
para la compasión,
querida Anahí,
Descubriste una clave,
en tu sensible corazón.
Te regalo mi amor,
Será combustible,
en pequeña porción,
para que vueles alto,
como el pájaro.
Te regalo colores para pintar,
tus árboles del próximo Otoño,
que no morirán.


Escrito a finales de Otoño de 2014

______________________________________________________________________

Extraído del muro de Daniel Santiago Domínguez en Facebook
______________________________________________________________________
.

martes, 10 de junio de 2014

Papiro Nebseni








1.-"¡Oh tú, Espíritu, que marchas a grandes zancadas y que surges en Heliópolis, escuchadme! Yo no he cometido acciones perversas".

2.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Ker-ahá y cuyos brazos están rodeados de un fuego que arde! Yo no he obrado con violencia".

3.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Hermópolis y que respiras el aliento Divino! Mi corazón detesta la brutalidad".

4.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en las fuentes del Nilo y que te alimentas sobre las sombras de los muertos! Yo no he robado".

5.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en RE.STAU y cuyos miembros se pudren y apestan! Yo no he matado a mis semejantes".

6.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en el cielo bajo la doble forma del león! Yo no he disminuido el celemín de trigo". 

7.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Letópolis y cuyos dos ojos hieren como puñales! Yo no he cometido fraude".

8.-"¡Oh tú, Espíritu, de la deslumbrante máscara que andas lentamente y hacia atrás! Yo no he substraído lo que pertenecía a los dioses".

9.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Herakleópolis y que aplastas y torturas los huesos! Yo no he mentido".

10.-¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Menfis y que haces surgir y crecer las llamas! Yo no he substraído el alimento de mis semejantes".

11.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en el Amento, Divinidad de las dos fuentes del Nilo! Yo no he difamado".

12.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en la región de los lagos y cuyos dientes brillan como el sol! Yo no he sido agresivo".

13.-"¡Oh tú, Espíritu, que surges junto al cadalso y que voraz, te precipitas sobre la sangre de las víctimas! Sábelo: Yo no he dado muerte a los animales de los templos".

14.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en la vasta sala de los treinta jueces y que te nutres de entrañas de pecadores! Yo no he defraudado".

15.-"¡Oh tú, Señor del orden Universal que te manifiestas en la Sala de la Verdad-Justicia, aprende! Yo no he acaparado jamás los campos de cultivo".

16.-"¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en Bubastis y que marchas retrocediendo, aprende! Yo no he escuchado tras las puertas".

17.-"¡Oh tú, Espíritu, Asti, que apareces en Heliópolis! Yo no he pecado jamás por exceso de palabra".

18.-"¡Oh tú, Espíritu, Tatuf, que apareces en Ati! Yo no he pronunciado jamás maldiciones cuando se me ha causado algún daño".

19.-"¡Oh tú, Espíritu Uamenti, que apareces en las cuevas de tortura! Yo no he cometido jamás adulterio".

20.-¡Oh tú, Espíritu, que te manifiestas en el templo de Ansú y que miras con cuidado las ofrendas que te llevan! Sabe: que no he cesado jamás en la socied
ad de ser casto"

21.-"¡Oh tú, Espíritu, que apareces en Hehatú, tú jefe de los antiguos Dioses! Yo no he atemorizado jamás a la gente".

22.-"¡Oh tú, Espíritu destructor que te manifiestas en Kauil! Yo jamás he violado la ordenación de los tiempos".

23.-"¡Oh tú, Espíritu que apareces en Urit, y de quien escucho la voz de salmodia! Yo jamás me he entregado a la cólera".

24.-"¡Oh tú, Espíritu, que apareces en la región del lago Hekat bajo la forma de un niño! Yo jamás fui sordo a a las palabras de la Justicia".

25.-"¡Oh tú, Espíritu, que apareces en Unes y cuya voz es tan penetrante! Yo jamás he promovido querellas".

26.-"¡Oh tú, Espíritu Basti, que apareces en los Misterios! Yo no he hecho jamás derramar lágrimas a mis semejantes".

27.-"¡Oh tú, Espíritu, cuyo rostro está en la parte posterior de la cabeza y que sales de tu morada oculta! Yo jamás he pecado contra natura con los hombres".

28.-¡Oh tú, Espíritu con la pierna envuelta en fuego y que sales de Akhekhú! Yo jamás he pecado de impaciencia".

29.-"¡Oh tú, Espíritu que sales de Kenemet y cuyo nombre es Kenemti! Yo no he injuriado jamás a nadie".

30.-¡Oh tú, Espíritu que sales de Sais y que llevas en tus manos tu ofrenda! Yo no he sido nunca querellador".

31.-"¡Oh tú, Espíritu que apareces en la ciudad de Djefit y cuyas caras son múltiples! Yo no he obrado jamás con precipitación".

32.-"¡Oh tú, Espíritu que apareces en Unth y que estáis lleno de astucia! Yo no he faltado jamás al respeto a los Dioses".

33.-"¡Oh tú, Espíritu, adorado de cuernos y que sales de Santiú! En mis discursos nunca he usado palabras excesivas".

34.-"¡Oh tú, Nefer-Tum que sales de Menfis! Yo no he defraudado jamás ni obrado con perversidad".

35.-"¡Oh tú, TUM SEP que sales de Djedú! Yo no he maldecido jamás del Rey".

36.-"¡Oh tú, Espíritu, cuyo corazón es activo y que sales del Debti! Yo jamás he ensuciado las aguas".

37.-"¡Oh tú, Hi que apareces en el cielo! Sábelo: Mis palabras jamás han sido altaneras".

38.-"¡Oh tú, Espíritu, que dais las órdenes a los Iniciados! Yo no he maldecido jamás de los Dioses".

39.-"¡Oh tú, NEHEB-NEFERT que sales del lago! Yo no he sido jamás impertinente ni insolente".

40.-"¡Oh tú, NEHEB-KAU, que sales de la ciudad! Yo no he intrigado jamás ni me he hecho valer".

41.-"¡Oh tú, Espíritu, cuya cabeza está santificada y que de pronto sales de tu escondite! Sábelo: Yo no me he enriquecido de un modo ilícito".

42.-"¡Oh tú, Espíritu que sales del mundo inferior y llevas ante tí tu brazo cortado! Yo jamás he desdeñado a los Dioses de mi ciudad".

______________________________________________________________________

Extraído de: http://artehistoriaegipto.blogspot.com.ar/2012/05/libro-de-los-muertos.html
______________________________________________________________________
.

sábado, 7 de junio de 2014

El Libro del Ser Humano - Bô Yin Râ


                                                     ÍNDICE
INTRODUCCIÓN
EL MISTERIO: “HOMBRE Y MUJER”
EL CAMINO DE LA MUJER
EL CAMINO DEL HOMBRE
EL MATRIMONIO
EL HIJO
LA NUEVA HUMANIDAD
FINAL
¡ÚLTIMA ENSEÑANZA!
                                                            
Pag. 7
                            
INTRODUCCIÓN
    
“Desde el ser humano debes alcanzar a “Dios”, sino “Dios” permanece
para ti en la eternidad - un extraño -”

Así lo escribí una vez en el “Libro del Arte Real”.

No conozco mejores palabras para comenzar hoy este “Libro del Ser
Humano.

Junto con el “Libro del Dios Viviente” y el “Libro del Más Allá”, el
“Libro del Ser Humano” debe conformarse una trilogía, ya que si bien
cada uno de estos tres libros es en sí mismo algo definitivo y forma en
realidad un todo existente, están también internamente relacionados entre
sí y en muchos pasajes se encontrará que se aclaran entre sí.

Tales comentarios sólo hacen posible profundizar el efecto de las palabras
sobre el alma.

¡Quiera por ello que el “Libro del Ser Humano” caiga también en manos
de aquellos que ya conocen ambos otros libros!

¡Quiera que encuentre corazones que necesiten de él: almas que estén
anhelantes de querer dar cabida a su contenido!

                                        8

Y a pesar de que sé de la gran cantidad de posibles interpretaciones
erróneas que lamentablemente tales palabras pueden llegar a producir, me
veo inclinado a expresar claramente, que también este libro fue escrito
como la realización de un compromiso contraído y ninguna sin duda en
conformidad con los “Ancianos” de la comunidad espiritual a la cual
pertenezco y a la que le agradezco todo lo que tengo para dar.

La enseñanza que aquí se trasmitirá, es la antigua y milenaria herencia de
aquellos a quienes desde los tiempos primordiales de esta humanidad
terrenal, les es confiada la llama sagrada para su continua custodia, cuya
luz proviene desde lo más interno de la “luz primordial”.

Nosotros solo transmitimos lo que hemos recibido, a fin de que a través
nosotros llegue hasta aquellos que viven con y después de nosotros.

Nosotros no reclamamos el derecho de ser los creadores de esta
enseñanza.

Mucho menos se trata de una “enseñanza” sino más bien de una
transmisión de una experiencia práctica en el Mundo vivo del eterno
espíritu substancial, del cual proviene toda alma humana en este planeta ...

Es así que este libro que trata del “ser humano”, también les guiará hacia
el mundo del puro espíritu substancial.

                                      9

Pueda que a muchos les resulte como una contradicción, ya que no
reconocieron aun, que el verdadero ser humano no es más que un “fruto
del amor” de lo masculino y lo femenino en el puro espíritu substancial,
así como su cuerpo animal-terrenal tiene su origen en una unión erótica
corporal entre el hombre y la mujer sobre la Tierra.

Pero aquel que quiere examinar al ser humano, y con ello aprender a
conocerse a sí mismo, debe encaminarse al Hogar del ser humano, - debe
dirigir su búsqueda hacia aquellos Caminos, por los cuales se ha de escalar
a la elevada Región, de la que proviene el eterno Organismo del verdadero
ser humano, jamás aprehensible por los sentidos terrenales y sólo
reconocible por el entendimiento terrenal a través los efectos de los
impulsos espiritualmente generados.

En tanto estemos ocupados únicamente con la forma de manifestación
humana sobre esta Tierra, nos encontramos ante a una desarmónica forma
animal, - desarmónica, ya que no sólo busca vivenciarse como animal,
sino que se manifiesta también desde otras Fuerzas, que no pertenecen a
las fuerzas del animal, y recepciona estímulos vivenciales, - desarmónica,
ya que a causa de estas Fuerzas extrañas a lo animal, le impiden a su existir
de gozar, sin carga de culpa alguna, de un pleno disfrute animal.

Por consiguiente se debe más que nada reconocer y superar el error de que
el ser humano sería únicamente la forma de manifestación que nosotros
sobre esta Tierra identificamos con el nombre de “ser humano”.

                                     10

Uno no puede disgustarse con ningún ser humano en la Tierra, - con
ninguno que “conoce a los seres humanos”, si ante las elevadas palabras
que nombran al ser humano como “a imagen y semejanza de la
Divinidad”, sólo exhiba una sonrisa irónica, en tanto que el concepto
unido a la palabra “ser humano”, sólo aluda al ser humano terrenal ...

¡Realmente: las palabras; “a-imagen-y-semejanza-de-Dios” serían la más
irrisoria necedad, si aquel que por primera vez las pronunció, hubiese
pensado sólo en el “ser humano” de la Tierra!

Estas palabras sólo pueden ser dichas por un loco, - pero también - por un
verdadero sabio, al cual se le ha abierto la comprensión de la
universalidad del ser humano. - - -

El concepto “ser humano” debe abarcar realmente al ser humano y no
sólo una de sus innumerables formas de manifestación, tanto en lo
espiritual como en el Cosmos físico-sensorialmente perceptible.
Esto es lo que te va a decir este “Libro del Ser Humano”.

Yo creo que tú no vas a reírte más de la palabra del sabio, cuando hayas
reconocido en ti lo que tengo que decirte ...

                                      11

Entonces comprenderás lo que la antigua y sagrada frase “a imagen de
Dios los Elohíms lo crearon a él” quiere decir. - -

Seguro que entonces no irás más tras el “ser humano primordial” en este
Planeta, - y reconocerás, que lo que hasta ahora llamaste así, es más
correcto denominarlo un animal de los tiempos primitivos, desde el cual ha
evolucionado el animal sutil que ahora le sirve al ser humano como
soporte y herramienta, mediante la cual puede vivienciarse en el Mundo
físico. -

Tampoco “desesperarás más del ser humano” ya que todo aquello que
hasta ahora te resulta del Ser, que en la Tierra se denomina “ser humano”, -
“despreciable”, “insignificante” y “lamentable”, te será comprensible
como algo natural y necesario, ya que son efectos conforme a lo animal
del animal terrenal, que el verdadero “ser humano” se esfuerza aquí en
utilizar como medio para su propia manifestación, - a la que con
frecuencia se le opone una resistencia mayor, a la que él suele superar en el
Reino del Mundo físico.

Por otra parte, aprenderás a comprender como inevitable el “surgimiento
de fricciones” durante el interaccionar de tan diferentes Fuerzas.

Pero nunca más ensoñaras con un “cielo en la Tierra”, ya que reconocerás
que ni aún el animal en este Mundo material, que debe estar al servicio del
ser humano, podría aquí encontrar a su “cielo”, - ya que hace tiempo, el

                                       12

verdadero “ser humano” tuvo su cielo, antes de que cayera en el Reino de
la creación física, donde “el animal-ser-humano” debe prestarle sus
fuerzas, de querer reencontrarse nuevamente en este cielo ...

¡Bueno para ti es si a final de estos tratados que ahora te he de entregar a
fin de que llegues a tu propia comprensión interna, para que sepas también
que eres un ser humano que proviene del eterno Hogar del ser humano, y
no sólo eres el elevado animal, con el cual te encuentras tan entre-
mezclado, que hasta ahora apenas lo reconociste como algo extraño en ti
que obra en antagonismo! - -

¡Bueno para ti es si entonces te jerges con todas las fuerzas, y de aquí en
más sólo te aferres a lo más elevado de ti, - ya que has estado demasiado
tiempo revolcado en tu enlodada depresión, - demasiado frecuente se
aferraron tus manos a lo incierto del fangoso abismo sin poder encontrar
allí lo que creyeron asible! - -

¡Yo quiero verte lleno de confianza en ti mismo!

¡Nunca más podrás menospreciarte a ti mismo, en tanto percibas - aunque
sólo sea sospechándolo - que nada en ti es despreciable, más que lo que tú
mismo haces que sea despreciable a través de una errónea interpretación!
¡A partir de este día no aspirarás más a lo bajo de ti! -

                                      13

¡Serás un “insurrecto” que se aparta hacia lo alto y fuera del pegajoso
barro de las transitadas calles cotidianas! -

¡Con pasos libres escalarás el sendero rocoso, que te guiará en ti mismo
hasta tu nevada cima!

Entonces allí te encontrarás a ti mismo, como “ser humano” en el Hogar
del ser humano. - - -

                                       14

  EL MISTERIO: “HOMBRE Y MUJER”

        15

En la eterna causa primordial:

en el espíritu eterno creando en sí mismo a todo lo existente,
- en la fuente de toda existencia y en lo que será revelado que está
profundamente oculto, - descansa el misterio “hombre y mujer” ...

Construyendo puentes al entendimiento terrenal, se habla del “puro
espíritu” como del “ser absoluto”, a pesar de que un tal “ser absoluto”
eternamente en reposo afirmándose sólo para sí mismo, en sí mismo,
nunca fue, no es, ni aun jamás podría existir.

Quién compara tal concepto de ayuda a una realidad, ha confiado
demasiado en su pensar, y está muy lejos de la realización que el
descubrimiento pensado jamás continúa profundizando hasta el límite de
aquellas percepciones que están subordinadas a las leyes, a las cuales el
pensar debe aun someterse. -

¡La realidad del puro espíritu es para sí misma sólo “ley”, y permanece
inaprehensible a todas las legítimas conclusiones! - -

El mismo abarcándose en sí mismo, es “puro espíritu”, concebido en el
crearse a sí mismo de eternidad a eternidad, - el mismo procreando y
alumbrando, - ya que el puro espíritu es: “hombre y mujer”. -

“Hombre y mujer” en espíritu continúan procreando y alumbrando desde
la propia manifestación primordial       - sin comienzo - sin fin - al ser

                                      16

humano del puro espíritu, y procrean y alumbran a él, para ellos mismos “a
imagen y semejanza”, - como “hombre y mujer” unido en la propia
unidad primordial del ser bipolar ...

Todo lo que una vez fue manifestación: - todos los soles y mundos del
Cosmos espiritual, así como del físico-sensorialmente perceptible Cosmos,
todo, todo es “creación” de ese “ser humano” puramente espiritual
procreado desde el espíritu, en tanto que es “manifestación”, - y esta
creación es por consiguiente también testimonio del “hombre y mujer” en
el eterno espíritu”. -

En una infinita cantidad - en una infinita individualización - este primer
“ser humano” del puro espíritu compuesto de hombre y mujer es procreado
y alumbrado en espíritu y cada uno está eternamente creando: - eterno en
si mismo procreando y alumbrando - y así el “es”, y en el eterno procrear
y alumbrar se representa como “hombre y mujer”: - como una polarizada
fuerza masculino-femenina.

Lo que él procrea y alumbra es “el mismo”, es existencia desde su
existencia, pero en forma “más densa”, más pobre en luz hasta que
finalmente, en una lejana y continua procreación, se aleja ya de la propia
existencia primordial, se procrea a sí mismo en una determinada
“densidad” espiritual como “manifestación”, alumbrando desde si todos
los Mundos, que se revelan como fenómeno.

Infinito desdoblamiento es también la “manifestación” del ser humano de

                                      17

la eternidad en su manifestación creada, y cada manifestación que
proviene de él, procrea y alumbra la siguiente forma de manifestación
ubicada más abajo.

Existen niveles del “ser humano” en el Cosmos espiritual, así como en el
Cosmos de los mundos de manifestaciones físicas, los cuales se le habrían
de manifestar al ser humano manifestado de esta Tierra, como algo más
elevado que un dios, - si él estuviese perceptivamente capacitado ...
Uno de los más bajos niveles de manifestación del “ser humano”
representa el mismo ser humano terrenal.

En él, el ser humano primordialmente procreado del puro espíritu se ha
unido a uno de los seres menos libre de su manifestación creadora, - a la
manifestación del animal.

Aquí, en lo animal de la Tierra, el ser humano espiritual, perdió la
conciencia de sí mismo y se percibe ahora sólo en los movimientos
oscilantes de las células terrenales mediante la conciencia del animal más
sutil, la que todavía percibe a través de unas pocas y débiles irradiaciones
desde la propia Humanidad en el espíritu aquella claridad que eleva la
auto-percepción terrenal por sobre la conciencia de los demás animales
terrenales.

                                      18

El “ser humano” estaría perdido en lo animal si no hubiese traído consigo
a la Tierra desde su propia procreación primordial su herencia, la que le
puede llegar a dar nuevamente Fuerza, a fin de recibir en sí mismo al
luminoso cristal del puro espíritu, formado enteramente de luz, al que
descubre en sí mismo como “su Dios”.

Igual a un constructor de pozos que no desciende a lo profundo del foso
sin una cuerda que le permita asegurarse de regresar nuevamente a la luz, a
un lugar seguro, así el ser humano espiritual tampoco desciende a su
manifestada creación sin la permanente seguridad de su continua
procreación a través del “hilo plateado” de Fuerzas irradiantes desde su
primera procreación en el Reino del espíritu.

Sólo a través de las Fuerzas, que, debido a tal ligazón, le llegan desde las
alturas más elevadas también aquí a la Tierra, le es posible al ser humano
terrenal unirse con su Dios en sí mismo, y en él aspirar a elevarse desde la
oscuridad y la noche a la luz y la iluminación. -

Sabiendo de su elevada seguridad, y luego de que su Dios haya “nacido”
en él, puede ahora, liberado de todo peligro, animarse a descender a los
más profundos abismos, a los cuales su destino terrenal quiere enviar ...
Sin embargo la mayoría de los seres humanos terrenales viven sin Dios en
el hombre animal de la Tierra, aún cuando sirven a un imaginario dios

                                      19

externo a este Mundo.

Aún buscan solo en este planeta a sus antepasados de los tiempos remotos,
mas no saben que el universo entero es del ser humano, no saben que los
“primitivos seres humanos” cuyas huellas todavía se encuentran aun sobre
la Tierra, son sólo sus antepasados terrenal “madrecita”, en tanto sus
antepasados “padrecito”, - el elemento fecundador, - sólo se puede
encontrar en los Reinos del espíritu.

La liberación del ser humano espiritual de las ataduras que él se ha
anudado a sí mismo, y a las que se encuentra mañatado como ser humano
terrenal, puede concretarse sólo si finalmente se reconoce como sólo una
de los miles de formas de manifestación del “ser humano”, y abandone el
delirio que él fuese sólo así tal como se encuentra aquí en la pequeña
Tierra, - el verdadero “ser humano”, - la única forma de representación del
ser humano. -

Las palabras de los libros sagrados de los tiempos antiguos son la
perdición para quienes creen en ellos, mientras que el ser humano de la
Tierra reconozca que todo lo que se dice en esos testimonios sobre el “ser
humano” se refiere sólo a él mismo, - únicamente a la forma de
manifestación humana sobre la Tierra. -

¡Hacia lo alto debe él dirigir sus miradas, - pero no hacia un dios externo al
Mundo, al que se lo imagina por sobre las nubes, sino “hacia lo alto” hacia

                                       20

sí mismo en sus formas de manifestación más elevadas, - “hacia lo alto”
hacia su origen, hacia el puro espíritu, que nuevamente quiere cristalizarse
en él mismo como “su Dios”! -

Pero también el ser humano terrenal encuentra con dificultad a su
verdadero Dios “viviente”, - ya que se ha acostumbrado a figurarse en su
Dios sólo al “hombre”, mientras que su “Dios viviente”, - es “hombre y
mujer”.

La redención le llega solamente al ser humano terrenal, si también la
“mujer” en su Dios, habla nuevamente a su conciencia ...

“Lo eterno-femenino nos atrae hacia sí”. - -

Que él sólo vea al “hombre” en su dios imaginario, es culpa, es
alejamiento de las Fuerzas de la existencia primordial: - embrollo en el
femenino anhelo de concebir de su ser, - desistir de lo masculino-activo en
él mismo. -

Desarmonía ha de surgir por doquier en el cosmos, cuando lo “masculino”
y “femenino” no actúan unidos.

¡Nombra si te consuela al “hombre y a la mujer” también con otros
nombres!

¡Siempre son los dos polos en oposición, los que en su unión originan vida!

                                      21

Positivo y negativo, activo y pasivo, procreando y alumbrando, dando y
recibiendo, rechazando y atrayendo, moviendo y haciendo mover ...
Y todo esto se conecta en una eterna circulación, así como la mujer en la
Tierra: será madre del hombre, y el hombre: padre de la mujer. -

Y ningún Ser, ninguna creación existe - tanto en lo espiritual como en el
cosmos físico-sensorial, - ni tampoco nada que parezca “pura
masculinidad” o “pura femineidad”, - si no fuesen de encontrar como
“hombre y mujer” a la vez, si bien de mil diferentes modos de
amalgamiento.

Todo “átomo” debería “desintegrarse por sí mismo en nada”, si “hombre y
mujer” no hubieren de obrar continuamente procreando y alumbrando en
él.

No tiene ninguna importancia como suela clasificar el investigador a las
potencias descubiertas por él en partes muy pequeñas de la “materia”: -
siempre se trata de formas de Fuerzas primarias compuestas de “hombre y
mujer”. -

Pero recién podrás esperar de encontrar a tu Dios “viviente”, cuando lo
busques en ti, tal como únicamente es de encontrar:

 - como “hombre & mujer”, - y recién cuando lo “busques” de esa manera
                                     22

sintiendo, podrá conformarse en ti mismo, desde lo masculino y lo
femenino en aquel “cristal” totalmente compuesto de luz, que luego unirá
ambos polos de tu propio ser en su entidad bipolar. -

Desde tu Hogar espiritual se te ha de ofrecer elevada ayuda, si te esfuerzas
en buscar de tal manera ...

Invisible existe en esta Tierra Uno, el que ahí es como era: - Uno desde la
primordial procreación paternal - desde el alumbramiento maternal en el
puro espíritu, - un puro espíritu humano de la más elevada existencia en el
eterno hontanar de la vida sagrada y espiritual.

¡En uno de ellos “Hombre y mujer” se procrean y alumbran en espíritu a
“imagen y semejanza”! -

Empero existen además en este planeta otros “seres humanos” invisibles:
“seres humanos”, que son una procreación ulterior a los procreados
primordial, - y como tales están “unidos” en lo invisible a su propia
creación    manifestada,    permaneciendo     no   obstante   en    “elevada
luminosidad”, - no “caídos” de la luz y la luminosidad, como es la visible
manifestación humana.

Reconociendo la profunda necesidad del ser humano en la forma de
manifestación terrenal, ellos procuran redimirlo, tan pronto él quiera
verdaderamente dejarse redimir.
                                     23

Pero ellos obran bajo la conducción espiritual de aquel Uno invisible
primordialmente procreado, que guía todo lo espiritual en este Planeta.

Una y otra vez este invisible círculo de asistencia espiritual bajo la
conducción de la más elevada espiritualidad humana, ha encontrado
siempre nuevos seres humanos terrenales existentes, a los que lograron
perfeccionar como instrumentos de su ferviente voluntad, - como Maestros
implementadores del más elevado conocimiento espiritual-terrenal: - como
ayudantes de su obra de asistencia, ya que antes de la reencarnación en el
cuerpo terrenal, ellos se habían ofrecido como auxiliantes.

Sobre este indispensable y necesario “Puente” el eterno y verdadero “ser
humano” de la procreación primordial en espíritu, camina, ahora y en
todas las épocas, hacia su caída propia-procreación espiritual de la forma
de luz más alejada - el ser humano terrenal, - buscando a quién elevar y a
quien poder guiar de regreso a la luz. - -

Que sean tantos los seres humanos terrenales buscadores, pero tan pocos
los que son de encontrar, tiene su motivo en que casi todos los buscadores
buscan en la dirección equivocada y así caen cada vez más profundo en la
oscuridad ...

Cada fuerza actúa en la dirección hacia la que ha sido enviada.
Pero al ser humano terrenal, a quien el “animal” que le porta le domina,

                                      24

así que toma como su esencia a lo terrenal-animal, considerandolo como él
mismo, ahora busca fuera de si aquello que sólo dentro de sí podría
encontrar, allí donde permanece siempre activa la conexión con los niveles
superiores de su existencia humana a través del “hilo plateado” de Fuerzas
radiantes, que aun mantiene aquello, que realmente es “ser humano” en el
ser humano terrenal, ligado a toda la Humanidad espiritual.

Tampoco ningún ayudante de las Regiones espirituales y ninguno de
aquellos que viven en la Tierra en la visibilidad como “Maestros“ del
conocimiento espiritual que están aquí para construirle el “puente” al
verdadero “ser humano” de la eternidad, puede acceder al núcleo-de-
conciencia del ser humano terrenal de otro modo que sólo desde adentro,
donde únicamente lo verdaderamente humano se ha de encontrar.

Sólo preparándolo se le puede, en cierto modo, “hablar” también desde
lo externo invisible a lo verdaderamente humano en el ser humano terrenal,
a fin de que despierte a la instrucción y al esclarecimiento interno.
¡Entonces toda búsqueda debe estar guiada hacia lo interno, si estuviese
dirigida hacia un encontrar!

Ni en los monasterios tibetanos, ni en los lugares sagrados de los hindúes,
ni en los círculos secretos de los aparentes “conocedores” se ha de
encontrar la “gran iluminación”, el “ser un Buda”, sino únicamente en la
más profunda soledad consigo mismo, - con el verdadero “ser humano” en

                                       25

el propio corazón ...

Ninguno de los excesivamente pocos que fueron perfeccionados aquí en la
Tierra como Maestros del conocimiento espiritual a fin de brindar ayuda a
sus prójimos, puede acceder a ti, ni aun cuando él estuviese a tu lado, si tú
conciencia no despierta allí donde sólo tú puedes ser consciente de tu
Humanidad.

Ahora quisiera seguir conversando contigo como una persona que ha
albergado de buena voluntad en sí, lo que hasta aquí he tenido que decirte.

¿Buscas de aquí en adelante de acceder en ti al “ser humano” de la forma
de manifestación más elevada, por medio de lo verdaderamente humano
oculto en ti? -

¿Quieres por lo tanto elevarte escalón por escalón y volver a encontrar tu
propio origen en el puro espíritu? -

¿Quieres entender mis palabras no sólo como quien entiende un
maravilloso cuento, sino quieres sinceramente y con todas las fuerzas
actuar de acuerdo a mis palabras? - -

Entonces mantente atento a lo que voy a decirte:

El “ser humano” procreado desde el espíritu - procreado y alumbrado de

                                     26

“hombre y mujer” en espíritu, - es “hombre y mujer”, como ya lo habrás
entendido.

En todos sus escalones descendentes hacia el ser humano terrenal podría
salir a tu encuentro el ser humano espiritual de la eternidad sólo como
“hombre y mujer”, y sólo lo habrás de encontrar en tal unificación bipolar
apenas tu mismo fueses encontrado en el Espíritu como uno capacitado en
el encontrar.

También el Maestro del más perfecto conocimiento espiritual, el que luego
se te envía y te ha de guiar y ayudar en lo espiritual, a pesar de que no lo
conozcas, no lo veas, y sólo sepas acerca de él en un nuevo sentir, es:
- “hombre y mujer”, ya que sólo lo que te puede llegar desde él, es el ser
humano eterno, que en él, el ser humano terrenal, resucitó de la tumba. -

¡Buscas la luz, sabe entonces que tu Camino está protegido por los
Maestros del día eterno, donde toda oscuridad debe retroceder en ti!

Pero también debes saber quiénes son realmente estos Maestros y donde
puedes acceder a ellos, ya que eso, que existe en ellos para ayudarte, no te
es accesible en lo externo ni desde lo externo. -

¡Su aparición externa en el Mundo de los sentidos necesarios, no puede
ofrecerte la ayuda que necesitas!

                                      27

No busques en la región de la noche del desconocimiento, donde el animal
sutil que le sirve como vehículo al “ser humano” se equivoca a su manera
y confunde apariencia con existencia, - desesperando atormentado por las
dudas!

En todo este tiempo hasta aquí, has buscado y no has encontrado ...
Ahora debes buscar en un otro lugar aun desconocido para ti ...

Jamás has de lograr la verdadera comprensión sobre ti mismo mientras
vivas aquí en la Tierra con el ropaje terrenal, si no encontraste al “ser
humano” de la eterna procreación primordial en ti. -

Pero no puedes encontrarlo sin ir ascendiendo de escalón en escalón por la
“escalera del cielo”, cuyos peldaños más bajos lo conforman los seres
humanos terrenales, en los cuales no obstante ya el ser humano puramente
espiritual es Señor y Soberano. - -

Inútilmente has de encontrar la última comprensión en los “libros
sagrados”, ya que tales libros fueron antaño escritos sólo para aquellos
seres humanos que desde hacía tiempo ya habían alcanzado la
comprensión última y ellos sólo debían de brindarles acompañamiento en
el camino de la vida en adelante.

En tales libros, el Maestro le habla al alumno, al cual ya está unido en lo

                                     28

más interno y a quien se le puede revelar en una conversación muy de
confianza, plena de un significado simbólico.

Pero si un día has de llegar a encontrar en tu interior - en tu Eterna-
Humanidad - aquello que aun hoy buscas, entonces muchos textos de la
antigüedad comenzarán a hablarte en un idioma entendible y claro y recién
entonces los “libros sagrados” te serán también realmente de utilidad. -

¡Pero ahora debes ante todo buscar solo en tí mismo!

¡Sobre todo debes comenzar, a partir de ahora, cuando te dices a ti mismo
“Yo”, de no llamar más sólo al animal sutil, sino al eterno “ser humano”! -

¡Debes buscar en todo lo que está en ti y sobre ti, al “hombre y mujer“! -

Si eres hombre o mujer, - sabe siempre que ya desde la eternidad tu mismo
te has determinado polarmente, y que esta determinación polar, no puede
ser modificada jamás por toda la eternidad, - pero siempre requiere para sí
mismo al polo opuesto. -

¡Tu masculino espiritual no debe de querer reprimir lo femenino espiritual
en ti, del mismo modo, tu femenino espiritual no debe negar lo masculino
espiritual en ti!

Sólo así serás algún día nuevamente unido en espíritu a tu propio polo
                                      29

primordial opuesto, en la misma unificación espiritual que a ti y a él ligó
en una unidad, antes de que tuviese de consumarse la separación a través
de la “caída” desde la elevada iluminación ...

¡Busca del modo correcto, tal como te enseño aquí a buscar y un día te
encontrarás a ti mismo, como el “ser humano de la eternidad”!

En él, - en ti - lograrás elevarte por sobre todos los peldaños intermedios,
unido a tu Dios “viviente”, en el estado primordial de tu procreada
existencia primordial, que sólo tu conciencia ha abandonado través de la
propia voluntad de elección: - procreada desde el espíritu, nacida en el
espíritu, - “de hombre y mujer” viviendo eternamente en el espíritu! - - -

No todo ser humano terrenal logra ya durante esta existencia apresada a
lo animal, ser consciente en el Mundo del puro espíritu substancial.
Sólo unos pocos a la vez serán conscientemente despiertos durante sus
vidas terrenales en la Región espiritual de la Tierra.

¡Pero todos pueden ya aquí y durante sus días terrenales encontrar en sí
mismos su vida eterna!

Todos deberán un día aprender a encontrar en sí mismos esta vida eterna,
aun cuando todavía no la hubiesen encontrado en su separación del Mundo

                                       30

terrenal externo. - -

¡Tú no puedes ser consciente un dia en el Reino de puro espíritu, antes de
que en ti, vivas en tu vida eterna!

¡Recién en tu vida eterna, puedes tu mismo vivenciarte como el ser
humano de la eternidad! -

Es así entonces que también para ti es válida la sagrada palabra del
elevado Maestro:

    „¡Seréis perfectos, tal como vuestro Padre es perfecto en el cielo!“
Pero aquello que en ti sólo pertenece a la Tierra, jamás puede alcanzar
aquí la mencionada “perfección”. -

¡Sólo entonces, cuando hayas encontrado en ti tu vida eterna y vivas en
ella, has de ser “perfecto” igual que el “Padre” que está “en el cielo”
como eterno procreador en el seno maternal del eterno procrear:
- fuerza primordial en el ser primordial, - “hombre” y a la vez “mujer”!

¡Antes de haber alcanzado lo que aquí es de alcanzar, no debes dejar
transcurrir un sólo día sin que al menos se note tu esfuerzo hacia tal meta!

                                      31

EL CAMINO DE LA MUJER

     32

En aquella Esfera del Mundo de manifestación espiritual, la más elevada,
donde la humanidad espiritual se procrea a si misma por primera vez en
manifestación - pero todavía en una manifestación espiritual - se
encuentran “hombre” y “mujer” estrechamente unidos en la propia unidad
primordial de la percepción bipolar del “Yo”.

Pero con cada nueva procreación, los Mundos espirituales, en los cuales
este ser humano de ésta primera manifestación espiritual continúa
procreándose, devienen en forma “más densa” y más pobre en “luz”
primordial, - si bien permanece aun la estrecha unión del “hombre y
mujer” en una conjunta manifestación bipolar.

Llegado finalmente a su manifestación espiritual de “mayor densidad”, -
ahora sólo débilmente iluminado por la “luz” primordial, - el ser humano
espiritual conoce por primera vez, en Regiones tan distantes de su primera
procreación, los Mundos de conformación física.

Pero sucede aquí que al polo femenino en él, le invade una nueva
sensación: - el temor.

Temor ante las enormes Fuerzas, que el ser humano bipolar unificado hasta
aquí había dominado, pero que ahora las ve obrar de un modo nuevo, - tan
extraño para él, que ya no se atreve a dominarlas más y en consecuencia
pierde su poder ...

Pero, detrás de la acción de las Fuerzas que ahora le resultan amenazantes,

                                     33

percibe - un nuevo Mundo, con seres vivientes que provienen todos por su
propia energía en la más elevada manifestación espiritual:
- el Mundo del modo de percepción físico-sensorial, - de la manifestación
de vivenciarse físicamente.

Temor ante las Fuerzas que ya no podrá controlar más, y atracción por
parte de las formas del Mundo físico, producen finalmente que el polo
femenino de la manifestación del ser humano espiritual, por medio de un
acto de voluntad, rompa el muro que aun le separaba del cosmos físico-
sensorial.

Forzándo se le impone querer conocer la recién descubierta posibilidad de
una forma desconocida de auto experiencia, y estremeciéndose ante la
exigencia en sí mismo, se produce su desprendimiento de la precedente
forma de manifestación: - la unión con lo animal de la Tierra, - no
diferente a un rayo que se desprende de la nube para unirse con la Tierra. -

En el espacio cósmico existen innumerables “Tierras”, en las cuales el ser
humano espiritual debe vivenciarse ahora en el cuerpo animal: - en el
cuerpo físico del animal, cuyos restos se encuentran conservados en este
Planeta desde épocas, en las cuales no se portaba aun en si al ser humano
espiritual, si bien en la actualidad se lo suele definir como “ser humano
primordial”. -

Con el desprendimiento del Mundo de la manifestación espiritual y la
nueva ligazón al cuerpo animal, queda definitivamente consumada la

                                      34

“Caída” desde la elevada iluminación.

El ser humano espiritual que hasta aquí era “hombre” y “mujer”, - unidos
en una misma percepción del “Yo” y procreándose de continuo en otros
Mundos espirituales, - se encuentra ahora desunido, ya que en el Mundo de
manifestación física, las polaridades “hombre” y “mujer” inevitablemente
se separan entre sí, ya que este Mundo sólo tiene existencia en la constante
“tensión” resultante de la separación de ambas polaridades primordiales.

Es primero el polo femenino de la manifestación del ser humano espiritual,
el que produce esta “Caída” y anhela la existencia en la forma animal, - ya
que en los Reinos espirituales nada puede perseverar si uno sólo de los
polos “hombre”, - “mujer” fuese activo, y así el polo masculino debe
simultáneamente seguir detrás de la “Caída”.

La forma animal que el polo femenino encuentra enseguida tras su
„Caída“, - ya “generado” por seres humanos espirituales de anteriores
procreaciónes, - forzará al polo masculino a anhelar para sí la misma
forma.

“Pero cuando los hijos de los Dioses vieron que las hijas de la Tierra eran
bellas, las tomaron como esposas.” -

(¡Las hijas de los “Dioses” se convirtieron aquí en las hijas de la Tierra! -
¡Les sucedieron los hijos de los Dioses! - -)

                                     35

Así se deja describir en forma terrenal el fenómeno eternamente renovable
que finalmente aprisiona al ser humano del Mundo de la manifestación
espiritual a la creación del Mundo de la manifestación físico-sensorial.

Lo que ocurre es un cambio del modo de percepción, primero querido por
el polo femenino, que inmediatamente logra quebrar y desunir la unificada
polaridad anterior en un polo compuesto de lo femenino así como en uno
compuesto de lo masculino, - adaptados a la separación de los sexos del
ser humano terrenal-animal, que sólo así en tal separación pueden
conservarse.

La Leyenda del Paraíso hace que “Eva” sea seducida por “la Serpiente” y
luego hace seducir a “Adán”. Puede que esta leyenda, tal como la
conocemos, no haya sido transmitida en la forma original, ya que muestra
con claridad aun, en un relato adaptado a la época, que un conocedor
ocultó aquí simbólicamente su conocimiento sobre un fenómeno
eternamente renovable, y quiso transmitirlo a la posteridad recién cuando
ésta conociese su lenguaje de símbolos.

Quien sepa leer en las palabras de este conocedor, encontrará también
descripta la consecuencia posterior a la separación terrenal para el
“hombre y la “mujer”, en las palabras que el sabio le hace decir al “Señor”
a “Adán” y a “Eva”, donde en una distinción importante, distribuye la
proporción de culpa-consecuencia.

                                     36

En el fenómeno de la “Caída” que continuamente se repite - en cada uno
de los casos - es el polo “femenino” pasivo, de acuerdo a su naturaleza, el
primero en corromper a la “culpa primordial” por medio del temor y el
primero en sucumbir ante las fuerzas de atracción del Mundo físico.
¡Pero de ningún modo está el polo masculino libre de culpa, - él es cuanto
menos la “victima” de su unión con el polo femenino!

La “culpa” del polo “masculino” es el desistir a oponer activa resistencia
en la bipolar existencia conjunta ante la amenaza del polo femenino a
través del temor y la atracción.

Y así sucede, que ambos polos cambian sus roles: - una perversión
espiritual, siendo que el polo femenino adopta una posición activa, el
masculino en cambio una pasiva, que hace inevitable la “Caída” en el
Mundo de la manifestación física.

Pero decisivo como “culpa primordial“, es únicamente el acto de voluntad
positivo en el polo femenino. -

Por ello, en la leyenda del “pecado original”, de la “maldición”, que
impacta a la “mujer” en el género humano, - le augura en la forma
corpóreo-terrenal, dolores, temores y penurias que no va a poder evitar
tener que soportar en el cuerpo físico-animal y aquella constante lucha con
la tornasolada “serpiente” del modo de percepción físico-sensorial.

                                      37

Al “hombre” le será asimismo despreciable esta misma forma de
percepción a través de la anatema de ella.

A él sólo le será augurado esfuerzo y pena, a los que está encadenada la
existencia en el modo de percepción físico.

Por ello en la Leyenda la palabra del “Señor” continua dirigiéndose a la
“mujer” en el ser humano:

“¡Tú debes ser súbdita del hombre y él debe ser tu Señor!” - -

¡Cuan frecuente se ha abusado de estas palabras tomada como un
salvoconducto a la opresión de la individualidad femenina sobre la base de
la dominación incondicional aquí supuestamente concedida al hombre en
el matrimonio!

Pero tampoco toda la ironía e indignante burla puede eliminar la gran
verdad que aquel sabio creyó suficientemente significativo remarcar,
dejando al “Señor” que le hablase al hombre y a la mujer de forma
imperativa. -

¡En realidad aquí se ha de encontrar algo bien diferente a quienes creyeron
descubrir en la lectura de esta ligeramente oculta revelación de la verdad,
una bienvenida divina del derecho al antojo de lo masculino por sobre la
mujer!
                                      38
¡Aquí está indicado el Camino hacia la futura reunificación en el Reino del
espíritu, de ambos polos separados en lo terrenal, como sólo puede
realizarse por la disolución de la perversión espiritual de los polos, que un
día fue condición previa de la “Caída”!

¡Aquí hay que remitirse a la ley espiritual, que sólo puede servirse del
hombre de este planeta, en cuanto que éste requiere de antenas humanas
para hacer nuevamente perceptible la “buena noticia” del ser humano de la
eternidad al ser humano terrenal errante en la “oscuridad” y le pueda
transmitir las Fuerzas necesarias para su regreso a la “luz”! - -

Aún portan consigo el hombre y la mujer en este Mundo de manifestación
terrenal las últimas huellas de la antigua alianza de los polos.

En la mujer de esta Tierra vive aun algo así como el “recuerdo”, que un día
su “Yo” se encontraba también espiritualmente en el “hombre”: - en un
polo masculino, - y el hombre de esta Tierra aun puede descubrir en sí
mismo la misma huella de su antigua unión, con la “mujer”: - con un polo
femenino ...

Todo anhelo de unión de almas entre el hombre y la mujer en esta Tierra
sólo está basado en aquello que en el hombre conoce de la mujer y en la
mujer del hombre. -

                                       39

Incluso el inmenso poder de atracción sexual corporal terrenal de
determinados individuos de ambos sexos no pudiera llegar a tener efecto
en el ser humano de la Tierra, si las resistencias psíquicas aquí
consideradas, no fuesen reducidas al mínimo a través de un “recuerdo” del
alma, - una intuición última - de la antigua unión bipolar. -

Ningún “entendimiento” de almas entre el hombre y la mujer en el cuerpo
terrenal, sería posible, sin aquello que continúa operando en la mujer desde
su antigua unión con el hombre, - y sin aquello que aún se conserva en el
hombre de la influencia del anterior polo femenino unificado. - -

No todos los „seres humanos“ de la forma de manifestación espiritual han
sucumbido a la “Caída”: - a la desunión. -

De los no-desunidos que habitan en la Región espiritual de la Tierra, - los
no-caídos, - emana continua y renovada la ardiente y afectuosa voluntad
de liberación, que sólo conoce una meta única: - guiar a los caídos en la
forma de manifestación físico-sensorial de regreso al estado espiritual
primordial.

Estos no-desunidos y sólo ellos son quienes logran crear en la Tierra de los
ya   prenatalmente     comprometidos,      aquellos  “despiertos”  llamados
Maestros del conocimiento cósmico.

                                       40

Estos no-caídos escogen con una selección infalible aquellos hombres de
la humanidad terrenal, en los que reconocen lo espiritual que una vez se
comprometió con ellos; - aquellos hombres que ahora pueden ser sus
“hijos” y “hermanos”, - y los perfeccionan en “Iluminados” de la
eternidad.

Estos invisibles seres humanos bipolares de la forma de manifestación
espiritual, - tal como lo atestigüé ya varias veces - habitan en la Región
espiritual de esta Tierra bajo la elevada guía, plena de amor, de uno de los
“seres humanos”-espirituales procreado primordialmente, - uno de
aquellos elevados Sublimes, que permanecen siempre en el puro espíritu y
jamás anhelan seguir pro-creándose, incluso aun en los Mundos de
manifestación espiritual. -

De acuerdo a la eterna ley espiritual, sólo el polo masculino del ser
humano espiritual que en la Tierra se vivencia en el cuerpo animal, está
capacitado para entrar conscientemente en la Región espiritual de la
Tierra, donde habitan los “no-desunidos“ como ayudantes del ser humano
terrenal.

Por eso una mujer de la Tierra; - la materialización del polo femenino del
ser humano espiritual, - jamás podrá perfeccionarse como un Maestro del
conocimiento cósmico, así como es imposible que un verdadero Maestro
pueda a través de una transmisión espiritual hacer de una mujer su “hijo”
adoptivo en espíritu o impartirle una verdadera Iniciación, ya que todas

                                      41

estas formas activas, alejadas de todo arbitrariedad y ensimismamiento
espiritual, requieren del polo espiritual activo en el ser humano terrenal.

La “mujer”, como polo pasivo femenino separado del ser humano de
manifestación espiritual, carga ahora en su existencia terrenal con las
consecuencias de su impulso de voluntad hacia la materialización en el
Mundo físico, a través del cual debió suceder necesariamente la
separación de los polos “hombre y mujer”.

El polo femenino terrenal encarnado del ser humano espiritual también
puede ser “elevado” a la Región espiritual de la Tierra durante la
existencia terrenal, - sin embargo sólo del modo adecuado a su forma
pasiva, sin lograr alcanzar conciencia en aquella Región, lo que de
ninguna manera excluye la recepción de influencias espirituales a través
del accionar espiritual del polo-masculino.

En el hombre en esta Tierra, - como la encarnación de un polo espiritual-
masculino, - sigue conservada aun en el cuerpo terrenal-animal su Fuerza
espiritual activa, si bien ella y sólo en casos excepcionales de los cuales ya
se habló, - sea total o sólo parcialmente, - es de liberarse de su latencia.

Tal liberación sólo es posible a través de los ayudantes liberadores, los no-
caídos en la Región espiritual de la Tierra, activa y obrante, a la cual, el
polo masculino espiritual ha de vivenciar, en una receptiva conciencia,
totalmente o al menos parcialmente despierta. -

                                        42

Ya que también el polo masculino espíritu activo, a pesar de su anterior
total, parcial o aun sólo temporal “despertar” producido por los ayudantes,
no podría ser consciente sin el equilibrio de la polaridad femenina, es así
que desde las alturas del informe espíritu eterno, desde la “luz primordial”,
que es “hombre” y “mujer”, se introduce un rayo en forma de polaridad-
femenina, se funde con su “Yo” y logra en él la necesaria perfección
espiritual.

No creo que el poeta no tuviese conocimiento de este suceso cuando un día
debió formular las palabras:

                 “Lo eterno-femenino nos atrae hacia sí“ ...

Si bien lo eterno-masculino puede elevar al polo femenino espiritual a las
Regiones espirituales, no es posible hacer que allí sea consciente durante la
corporización terrenal.

A causa del acto de voluntad de aspirar al Mundo de la manifestación
físico-sensorial y por ello la conversión producida de su espiritual modo
pasivo en la pura actividad, el polo femenino del ser humano espiritual
renunció a la Fuerza, que nuevamente lo hubiese podido liberar de la
anterior propia forma de representación.

A causa de este acto de voluntad, la Fuerza paralizada ya no puede ser
restaurada durante la existencia terrenal.

                                      43

Pero aquellos de los no-desunidos de la región espiritual de la Tierra que
llegaron a ser “constructores de puentes”, quieren, como Maestros del
conocimiento cósmico, liberar tanto al hombre como a la mujer de la
esclavitud terrenal ...

Ellos lo pueden hacer en cuanto logren impulsar al ser humano terrenal,
sea mujer o sea hombre, a que intente de unificar sus Fuerzas del alma
completamente con su “Yo” espiritual.

Recién entonces el “Dios viviente” puede “nacer” nuevamente en el ser
humano de la Tierra. -

Recién entonces será de nuevo erigida la “escalera al cielo“, por la que
ascienden y descienden “los ángeles”, que se extiende desde esta Tierra
hacia lo alto en la eterna “Luz primordial”, de donde proviene lo espiritual
del ser humano terrenal.

Los Caminos que muestro no están cerrados ni a la mujer ni al hombre.
Pero además hablo también de un Camino que de vez en cuando un
hombre ha de ser llamado a recorrer, pero jamás una mujer.

Hablo de un entrar activo y consciente en la Región espiritual de nuestra
Tierra, aun durante la existencia terrenal humana, como una, - y
ciertamente excepcional, - posibilidad ofrecida al hombre.
                                     44

A la mujer, - es decir a toda mujer en la Tierra, que sabiendo o sólo
sospechando recorre Caminos semejantes a los que muestro - le será
otorgada la Fuerza hacia la propia elevación consciente en el Mundo de
espíritu recién después de transcurrida la existencia terrenal, por medio de
uno de aquellos Maestros a los que lo eterno-femenino hubo “atraído hacia
sí” en la Región espiritual de la Tierra durante su existencia terrenal, y los
que después de la muerte de su cuerpo terrenal permanecen cerca trayendo
desde ahí ayuda a esta Tierra.

El elevado Camino de la mujer, que no está reservado exclusivamente a la
mujer, es como tal un Camino indirecto, pero que al igual que el Camino
directo del hombre, accesible sólo para unos pocos, conduce de regreso a
la unión espiritual del “hombre” y la “mujer” y con ello a la existencia
consciente de si en los Mundos de la “manifestación” espiritual, que están
mucho más arriba que el “Mas Allá”, - en donde todo ser humano
espiritual - aun sin ningún aspirar - se encuentra inmediatamente después
de la muerte de su cuerpo terrenal: - más allá del modo de percepción de
los sentidos físicos externos.

La mujer de la Tierra trataría en vano de encontrar aquí en la Tierra a uno
de los Maestros del conocimiento cósmico, para que ya durante la
existencia terrenal le procure la entrada al Mundo del espíritu.

Incluso aquellas mujeres santas que una vez sirvieron al Maestro, del que
describen los Evangelios, encontraron en él recién después de la finalizada

                                      45

existencia terrenal al ayudante, que pudo abrirles el Reino del espíritu,
después que el mismo hubiese abandonado el cuerpo terrenal.

Antes, ellas no lo “reconocieron” y lo tomaron como el “jardinero” de
jardines terrenales ...

Fueron duras palabras, las que este Maestro del conocimiento cósmico le
dirigió incluso a su madre, cuando dijo:

            “¡¿Mujer, que es lo que debo de lograr contigo?!“ - -

Más estas palabras son dichas desde la manifestación terrenal de cada uno
de aquellos seres unidos al espíritu y son válidas para toda mujer que aquí
en la Tierra, en la manifestación terrenal busca la ayuda que el obrante en
el Reino del espíritu substancial le ha de poder dar recién cuando el mismo
se haya desprendido del ropaje terrenal.

   “¡Cuando sea elevado de la Tierra, entonces atraeré todo hacia mi!” -
Impulsos terrenales primordiales de la añoranza femenina han conducido
demasiado frecuente a las almas femeninas en la búsqueda de su Maestro
por Caminos erróneos, donde luego el delirio engañoso, debido a la
dramática desintegración de las propias Fuerzas del alma, les llevó a
encontrar al supuesto “maestro”, que no fue más que la gestación de un
exceso de fantasía plástica ...

                                      46

En realidad la “mujer” de la Tierra ha requerido demasiado frecuente del
“hombre” de la Tierra, cuando pensaba, de buena fe, estar en camino hacia
un polo opuesto en el espíritu eterno, hacia un “Krisna” o un “Jesús”.

Si luego, ella abraza, con un profundo y fervoroso ardor, el “amante del
alma”, o si estremeciéndose sedienta de compasión, ella experimenta y
sufre con la vida y el sufrimiento del mencionado, - se trata siempre de un
afiebrado delirio producido por una desintegración del alma, tan sublimes
y conmovedoras puedan presentarse las manifestaciones de este delirio,
hasta que la vivencia delirante conmueva aun lo físico, cuándo, por medio
de esta conmoción, son a menudo incitadas Fuerzas del mundo físico
invisible a la participación, que si realmente se conociese su accionar y
naturaleza, se habría de huir de espanto. - -

Recién cuando la mujer de la Tierra fue nuevamente liberada del
anteriormente anhelado cuerpo terrenal, - tras una existencia terrenal
dirigida a alcanzar nuevamente el ser en el espíritu, en una configuración
espiritual y con las Fuerzas del alma bien unificadas, pleno de su Dios
“viviente”, - - debe esperar que se le pueda acercar un Maestro en una
conformación espiritual, y que le devuelva aquello que una vez debió
abandonar como polo femenino del ser humano espiritual, de donde
devino la paralización de su Fuerza por la inversión de su anhelante
tendencia ...

                                      47

Seguramente entonces estará en condiciones de encontrar también a su
polo espiritual opuesto, con el que una vez estuvo unido y ahora representa
de nuevo el eterno ser humano espiritual “completado”, - percibiendo
conscientemente a sí mismo en su “Yo”, y a la vez, en el mismo “Yo” a su
masculino opuesto humano espiritual.

Lo mismo vale también para el hombre, en tanto no portó, a través de su
“árbol genealógico del alma”: - las Fuerzas del alma de los tiempos
antiguos, que, como consecuencia de su espiritual ofrecimiento como
ayudante de los iluminados en la luz primordial, encontraron la unificación
en él, - desde el nacimiento en si la disposición de poder ser perfeccionado
como Maestro del conocimiento cósmico, o al menos llegar a despertar en
la Tierra de modo tal que le fue posible a un Maestro aceptarlo como
“hijo” espiritual y a través de una transmisión de la capacidad de vivenciar
espiritualmente, iniciarlo.

Quien haya nacido para ser Maestro, o quien fuera adoptado como “hijo”
espiritual, recién puede serle verdaderamente útil la posibilidad espiritual
concedida, si siempre cumple fiel y sin dudar, aquello que le fuese
indicado por quienes le enseñan espiritualmente. -

¡La jerarquía del espíritu no conoce arbitrariedad alguna!

En tanto “hombre” y “mujer” vivan encarnados en los cuerpos del animal
terrenal aquí en la Tierra, se encuentran cada cual exactamente en aquel

                                       48

lugar, en el que está apto para ocupar, y sólo se le otorgará a cada ser
humano terrenal, aquello para lo cual se hizo espiritualmente apto. - -

Pero si aquí quisiera hablar del “Camino de la mujer”, por lo tanto debo
decirle a la mujer en la manifestación terrenal, acerca de una característica
especial diferente de su Camino, y aun para aquel recorrido que es por
igual transitable al hombre y a la mujer.

El hombre que entra en el “Camino” se acercará sin duda más rápidamente
a la meta si su actitud permanece activa, siempre “aferrando” la meta que
quiere alcanzar.

Pero a la mujer le recomiendo en lugar de ello tener la actitud más de
creyente anhelo. - una actitud que aspira a la meta, pero no la concibe
“aferrando”, sino más bien dejándose conducir pasivamente hacia ella.

Este consejo emana desde la sabia y ancestral experiencia, - y de ser su
seguimiento correctamente entendido, - le puede facilitar tanto al hombre
como a la mujer el alcance de la meta ...

El “Camino de la mujer”, así como el del hombre es un Camino de regreso
al estado primordial en el Mundo de manifestación espiritual, antes de que
el ser humano hundiese sus sentidos espirituales en los sentidos físicos del
“animal” y así los hiciese incapacitados de percibir lo espiritual.
                                      49

A través de la conversión de su modo de comportamiento espiritual pasivo
en una aspiración activa, el polo femenino mismo ha paralizado su Fuerza
primordial, el mismo la ha anulado. -

Allí donde se trate algún día de recuperarla, es necesario adoptar
nuevamente, por propia voluntad, el modo propio de aspiración primordial.
¡En la mujer como en el hombre de esta Tierra, el Dios “viviente” quiere
nacer, - ya aquí durante esta existencia terrenal! -

El “Camino” que he mostrado en su diversas formas en el primero de estos
tres libros: el “Libro del Dios Viviente”, es válido para todo ser humano de
esta Tierra, sea “hombre” o “mujer”, y lo que dije de la elevada
conducción espiritual, de la voz del guía, de la ayuda de los Maestros
obrantes en lo espiritual, es válido tanto para la “mujer” y el “hombre”.

¡Que uno no se equivoque y crea que en mis libros sólo quiero mostrar el
despliegue de posibilidades espirituales de especiales elegidos, - quizá sólo
el Camino del “discípulo” espiritualmente “consagrado”, o sólo el Camino
del Maestro del conocimiento cósmico!

Lo que muestro y debo mostrar de tales Caminos - si bien sólo apuntando a
algo en la distancia - es siempre señalado de modo tal que uno no puede
caer en la duda.

                                       50

Lo repito más que suficiente, que estos Caminos realmente muy
dificultosos, no son transitables para muchos y sólo accesibles para
aquellos hombres que han de nacer para ellos ...

En este lugar debí hablar de muchas cosas que le conciernen
conjuntamente al hombre y a la mujer, ya que no había otra manera de
señalar en qué medida se diferencia el Camino de la mujer del Camino no
conjunto, que sólo le está abierto al hombre, en tanto sea un “iluminado”
de la luz primordial o un escogido para ser discípulo.

Pueda ser que el Camino de la mujer aquí en la Tierra no llegue a alcanzar
aquel nivel más elevado que le es posible de escalar al hombre nacido para
ser uno de los Maestros del puro conocimiento ya durante su existencia
terrenal, no obstante el Camino de la mujer conduce finalmente a la misma
meta: - a estar despierto en el Mundo de manifestación del espíritu: - al
nuevo nacimiento del ser humano de manifestación espiritual, que ahí es
“hombre” y “mujer”, en una dichosa unión y eternamente inseparable en
una conjunta bipolar percepción del “Yo”. -

Todo lo espiritual alcanzable al hombre, le será también un día, a través
del hombre, nuevamente alcanzable a la mujer.

Y así el polo masculino del ser humano espiritual atrae al femenino, igual
que antes el polo femenino atrajo al masculino a la existencia del modo de
percepción físico-sensorial ...

                                     51

EL CAMINO DEL HOMBRE

     52

Después de lo que hasta aquí dije sobre el “Camino de la mujer”, ahora
resulta casi innecesario de hablar del “Camino del hombre” en especial.

En la gran mayoría de los casos, el Camino no ha de ser esencialmente
diferente para el hombre y la mujer, a pesar de todas las diferencias
espirituales de los polos. Sólo el modo de recorrer el Camino, puede ser
diferente en el hombre que en la mujer. -

En cuanto el hombre ve como “hombre” delante suyo un trayecto del
Camino que jamás le está abierto a la mujer encarnada en la Tierra, sólo se
trata de aquél muy elevado sendero que sólo les será solamente transitable
a los pocos que han de nacer para obrar en esta existencia terrenal
totalmente conscientes en las Regiones del espíritu.

Este es aquel último y más elevado trayecto del Camino de estos Pocos,
por el cual de ninguna manera los seguirían los demás, - ni hombre ni
mujer, - ni siquiera de serles posible, en tanto aun vivan en la Tierra.

¡Sería la más vana presunción si un hombre en esta Tierra creyese poseer
para sí un “privilegio” espiritual especial sólo por ser “hombre” y
considere quizá a la mujer como una potencia espiritual inferior a él
mismo!

Yo digo intencionadamente “como potencia espiritual”, ya que hablo aquí
del espíritu eterno, - no del intelecto y de la fuerza del pensar, que sólo

                                      53

son los resultados de lo terrenal.

¡En el espíritu no existe ninguna valoración diferente entre el polo
masculino y el polo femenino!

¡Pasividad femenina y actividad masculina son otorgadas desde el
principio en el ser humano espiritual en igualdad de Poder y Fuerza!

Los Pocos, que durante su existencia terrenal, poseen realmente un
“privilegio” espiritual antes de la encarnación terrenal del polo femenino
del ser humano espiritual, supieron en cada época de su elevado deber de
ofrecer a la “mujer” su especial ayuda, ya que a través del impulso
proveniente de ella hacia la encarnación física, ésta se encuentra después
de la “caída” en una situación más difícil que la del hombre. -

Ninguno de ellos jamás ha valorado a la mujer como inferior al hombre, o
incluso menospreciado al ser humano femenino.

Y aún cuando uno quiso en duras palabras dejar claramente diferenciada su
relación terrenal con una mujer de la Tierra de su ser espiritual, - quedó
demostrado que para cada uno de aquellos que poseyeron el llamado
privilegio, tanto ante hombres como ante mujeres, que para él la mujer -
aun en la encarnación terrenal - fue realmente valorada con enorme
respeto ...

                                      54
En el espíritu de cada uno de estos Pocos que lograron la perfección, existe
desde el mismo momento de la perfección, no solamente el polo
masculino de manifestación espiritual del ser humano, sino unido con él, -
en sustitución del polo femenino opuesto, alcanzable nuevamente en el
futuro, - aquel rayo de polaridad femenina de la eterna luz primordial, que
recién habilita al ser humano espiritual masculino a estar de nuevo
conscientemente despierto en los Mundos de manifestación espiritual: - lo
“eterno-femenino”. - -

¡¿Como podría jamás un ser humano de tal categoría, - aun cuando en su
condicionada existencia terrenal animal encarne sólo al polo masculino,
valorar al espíritu femenino como algo inferior al espíritu del hombre, ya
que en su naturaleza espiritual, lo percibe junto con su espíritu masculino
polar, unido en el mismo “Yo”?! -

El “Camino del hombre” requiere del hombre que entra en él, ya desde el
principio del comienzo, una seria pero también bien ejercitada voluntad
para comprender el modo femenino.

Un hombre, que deja en el olvido esta voluntad, jamás alcanzará la meta
que le fuere alcanzable ...

La mujer que apenas encontró de nuevo su modo pasivo, está mucho más
inclinada a reconocer de buena voluntad, el modo propio del hombre

                                     55

admirándolo incluso con frecuencia.

El modo activo del hombre, por el contrario, suele hacer caer muy
fácilmente al hombre en un “delirio de grandeza”, de modo que se siente
inducido a no ver en la mujer “alguien” de igual valor, sino algo inferior.
¡Aquí se encuentra un peligro que no es menor para algunos hombres, que
quisieran andar por el “Camino del hombre”!

Y así, alguno se cree estar en su Camino, se cree estar ya preparado e
incluso muy “espiritualizado” y piensa haber obtenido un derecho de
poder mirar despectivo a la mujer desde su ensoñada elevación, mientras
pierde así toda posibilidad de alcanzar el espíritu. -

Indudablemente, aquel hombre, que realmente captó, que quien lo atrae
hacia si, desde los primeros pasos en su Camino espiritual, es lo espiritual-
femenino, - que, desde por encima de las mayores jerarquías espirituales
descendiendo hasta sus ayudantes espirituales seres humanos terrenales,
fluye a fin de alcanzarlo, - está por cierto protegido del peligro de
considerarse como hombre de mayor valor que la mujer ...

Él le dará a la mujer lo que es de la mujer y al hombre lo que es del
hombre, - sabiendo que el ser humano de los Mundos de manifestación
espiritual, sólo puede originarse de nuevo en una permanente perfección,
recién cuando lo masculino y lo femenino se unan de nuevo en un ser
                                     56

espiritual, en el cual él se vivencia a sí mismo y su polo opuesto en su
propio “Yo”. -

Falo y Ioni unidos mostraron a los Indios en tiempos remotos esta verdad
en símbolo, - mientras que Falo o Lingam solos, como los órganos
corporales correspondientes del hombre, simbolizan aquella Fuerza, que
hace que del hombre que ha nacido para ello genere al Iniciado y al
Maestro del conocimiento cósmico ...

También la incineración de las viudas en la antigua India que
originalmente fue sólo la ejecución de la determinada voluntad religiosa de
la legataria esposa, sólo es de entender como una lamentable traducción en
un distorsionado y tergiversado modo de percibir la verdad espiritual que
proviene de una tradición de tiempos más remotos aun.

Se transmitió a lo más externo lo que se ha querido que fuese entendido
como puramente espiritual, ya que el destino de toda verdad que llega a
esta Tierra es que sólo puede alumbrar por poco tiempo en toda su nitidez
y que sólo sea comprendida por unos pocos con una claridad inalterable, -
hasta que en una deformación demasiado terrenal, sea finalmente “un bien
común”.

Si la “mujer” debe realmente “reconstituirse” en el “hombre” y el
“hombre” en la “mujer”, entonces ambos deben: - tanto el hombre como la

                                      57

mujer, - buscar de encontrar, en un entendimiento de almas y unidos en
una voluntad, el Camino hacia el espíritu, así como una vez conjuntamente
han perdido el Mundo de manifestación espiritual.

Apenas se querrá dudar, que a consecuencia de la conjunción de almas en
el aspirar hacia el espíritu, también cierto rayo de luz debe caer sobre
problemas en la vida cotidiana, que hasta ahí han atormentado bastante al
hombre y a la mujer y que les resultaban casi irresolubles.

Entonces, llegado a aquella meta, que es alcanzable a todos aquí en la
Tierra quienes serios y perseverantes anhelan de alcanzar: - al Dios
“viviente” en el propio corazón, - serán hombre y mujer finalmente
arrebatados por las más elevadas Fuerzas que circulan en toda época a
través de aquellos Pocos, conductores del amor sagrado, para conducir
hacia lo alto lo que anhela la luz y la liberación de la caótica noche de la
voluntad dudosa.

Más seguro que una enseñanza en palabra y letra que jamás fuera capaz,
todos los verdaderos buscadores serán guiados desde aquellos Mundos de
clara luz, a los cuales, de todos los existentes en la Tierra, sólo los
Maestros del conocimiento cósmico, con conciencia, sabiendo, y desde tal
saber obrando, están capacitados para entrar en ellos aun durante sus días
terrenales. -

Una vez redimidos de la sujeción terrenal, el “hombre” y la “mujer”, en la
                                      58

más perfecta conservación de la individualidad particular, - en una
marcada diferencia polar, como dos seres espirituales completamente
distintas, - serán, no obstante, unidos en un único “Yo”, ya que en el ser
humano espiritual nacido de nuevo, ambos “Yo” particulares se encuentran
completamente integrados y cada uno de los ”Yo” experimenta a la vez en
sí, el “Yo” del polo opuesto como a sí mismo. -

Lo que era dos y des-unido, permanecerá así en un tercero, como un ser
espiritual nuevamente constituido y compuesto de “hombre” y “mujer”,
unido por toda la eternidad. - - -

A fin de poder brindar ayuda y dirección, para que un dia aquella meta sea
alcanzada por todo hombre y toda mujer después de los días de esta
existencia terrenal, - para poder enseñar cómo aprovechar esta existencia,
como se ha de evitar el despilfarro de energías y los desvíos, - los Maestros
del amor, los Maestros del conocimiento cósmico son nativos de esta
existencia terrenal.

¡No es la capacidad de entendimiento terrenal que estos pocos poseen lo
que los hace apropiados para servir como ayudantes a sus prójimos!

¡No es el “talento” o el “saber” lo que hace que sean lo que son!

¡No es la amplia visión terrenal la que les proporciona la capacidad de

                                      59

comprensión en el acontecer espiritual!

¡Todo su “reconocer” es un percibir desde el amor! -

¡Todo su “saber” es certeza desde el existir espiritual! - -

Sólo ellos son capaces de recorrer aquel “Camino del hombre” que
conduce hacia el obrar despierto y consciente en el Mundo del puro
espíritu substancial, y sólo desde esta Región del espíritu llega la ayuda
que los “iluminados” de la luz primordial tienen para ofrecer a los demás
seres humanos. - -

                                    60
EL MATRIMONIO

      61

Una cosa es la conjunción sexual entre el hombre y la mujer en esta Tierra,
y otra diferente es el matrimonio. - -

Quien reconoció ahí qué misterio rodea al hombre y la mujer, un misterio
que se extiende hacia lo alto en las más internas Regiones del espíritu
puro, hacia lo alto en la luz primordial misma, ha de considerar sagrado la
“monogamia” que liga a un hombre con una mujer para la vida en esta
Tierra.

¡Bueno es para aquellos, que ya en esta existencia terrenal encuentran en el
matrimonio a su propio eterno polo opuesto con el cual deberán estar, en
un ser unificado, eternamente unidos en el espíritu, ya que antes de la
división ya estuvieron una vez unidos con él! - -

Para muchos puede estarles destinado una tal “suerte”, sin tener
conocimiento de ello, pero es una “suerte” especial, ya que los Caminos de
los divididos no se desarrollan para nada en una dirección paralela, de
modo tal que este reencontrar pudiese acontecer con demasiada frecuencia
aquí en la Tierra.

En una enorme mayoría de los matrimonios se han de encontrar entre sí
polos que no provienen del mismo ser unificado.

Si ellos están recíprocamente ligados para esta existencia terrenal a través
de una decisión libre, entonces traen consigo ambas partes un deber

                                       62

cósmico de considerar a su estar unidos de tal manera como si hubiesen
estado una vez unidos hace eternidades y ahora se habrían de unir de
nuevo por toda la eternidad como un ser espiritual unificado. - -

Aquí en esta Tierra sólo los totalmente “despiertos” en lo espiritual pueden
saber con certeza, si su polo opuesto terrenal es o no a la vez su eterno
propio polo opuesto. -

En esta Tierra de enredos confusos acechan todo tipo de engaños.

Hay algunos, que de acuerdo a mis palabras quisieran considerarse como
“reencontrados”, no obstante no lo son, y otros, cuya diferencia terrenal
adquirida del pensar y del sentir lleva a inducirles a sentirse
recíprocamente extraños, constituyen, sin embargo, los polos de un, una
vez dividido, ser espiritual .......

¿¡Quién, de los que no pertenecen a los “despiertos” del espíritu, quisiese
aquí tener el atrevimiento de decidir a la ligera!? -

Por ello, el más elevado deber cósmico, exige, en todos los casos de libre
elección conjunta, de proceder de tal manera, como si ambas partes
estuviesen seguras que una vez llevaron una vida espiritual en unidad, y
que habrán de encontrar nuevamente esta vida espiritual eternamente
unida en el espíritu. -

                                      63

Toda relación entre el hombre y la mujer es cuestionable si no existe una
intensión consciente de comportarse de esta manera.

“Lo que le hacen al más humilde de mis hermanos, eso me lo han hecho a
mi”, - dijo una vez el Maestro, del que narran los libros sagrados. -
¡Pero de la misma manera se puede decir:

Lo que le has de hacer a tu polo opuesto masculino o femenino aquí en la
conjunción matrimonial de esta existencia terrenal, te lo haces a ti mismo,
se lo has hecho en todo caso, a tu propio polo espiritual opuesto, pueda ser
o no que tú aquí en la Tierra lo hayas encontrado realmente! -

Tu mismo eres quien se forma espiritualmente en esta existencia conjunta
del matrimonio en la Tierra, y cuando más perfecta te sea lograda la
formación de ti mismo de acuerdo a la elevada manera que exige tu eterna
vida unificada como ser espiritual bi-polar, tanto más pronto podrás un día
reemplazar la forma agitada de la existencia dividida por la unificación, la
que te dará eternamente de nuevo a tu polo opuesto, en el cual te
reencuentras a tí mismo. - -

Ningún esfuerzo, ninguna paciencia y ninguna autocontención que hayas
de realizar en tu matrimonio es en vano, ya que todo lo que obtendrás así
en beneficio, lo habrás ganado por toda la eternidad. - -

                                      64

En esta existencia terrenal intercede en todo lugar el uno por el otro.
Tu comportamiento hacia tus prójimos mostrará inexorablemente sus
consecuencias y las consecuencias corresponderán a tus acciones.

Si alguna vez le infligiste un mal a una persona, jamás podrás evitar con
ninguna astucia y con ninguna precaución que te suceda a ti el mismo mal,
da lo mismo si será la persona a quién tu se lo infligiste quien te lo hará o
si es una otra persona quien toma su lugar, - da lo mismo si es en la misma
forma de mal que se te incrimina o si el mal vuelve a ti en una forma
diferente. -

La intensidad del mal corresponderá exactamente igual al que tú mismo
has ocasionado.

La persona que te lo inflige, sólo se pone en el lugar de aquella que ha
sido afectada a través de tu acción, aun cuando ella, a quien a través de
una mala acción perjudicaste hace tiempo ya te haya perdonado de
corazón y jamás fuese capaz de hacer el mal para su propia venganza ...
Podrás encontrar el perdón, pero jamás podrás huir de tu “Karma”, de las
consecuencias de tu acción. - -

¡¡Quizá creas haber triunfado, ya que de momento no te afectan las
consecuencias, pero no te alegres demasiado pronto!! -
                                      65

¡Aún cuando deban trascurrir décadas, un día habrás de experimentar tú
mismo lo que les has hecho experimentar a otros! - - -

Y si la compensación no encuentra en tu existencia terrenal su momento
oportuno, entonces un día deberás vivenciarla en otra forma de existencia
de igual manera en su totalidad, ya que aquí no hay huída posible. - -

Lo mismo que aquí se ha dicho sobre el mal que le infligiste a otros, vale
por igual para todo lo bueno, aún para la más secreta acción de amor, con
la cual alegraste a otros. -

Las consecuencias no se dejan detener y por ahora no necesitas conocer a
la persona que un día será su instrumento ...

Tarde o temprano entrará en tu vida y ni ella misma sospechará que en su
proceder será la ejecutora de las consecuencias de tus acciones por ti
mismo generadas, las que te las hará evidente en lo bueno como en lo
malo. - -

De la misma manera, tú mismo te crearás para ti mismo las consecuencias
a través de tu comportamiento ante tu polo opuesto terrenal, a quien por
medio de una libre decisión te has unido una vez en esta existencia terrenal
para una vida “matrimonial”. - - -

Sin embargo, habrás de experimentar la verdadera y última consecuencia
                                     66

recién cuando te hayas despojado del ropaje de la Tierra, cuando en tu
formación espiritual aspires hacia lo alto, hacia aquella cima de luz de la
eterna unión con tu polo opuesto espiritual del que una vez se ha separado
de ti, pueda ser que haya estado ligado a ti aquí en la Tierra en el
matrimonio, o pueda ser que sea un otro ser humano espiritual el que en tu
matrimonio te acompañó en tu existencia terrenal. -

Y si a cambio de toda tu bondad en tu matrimonio debas padecer
constantemente sólo el mal, si toda tu bondadosa intensión jamás
encuentra comprensión, sin embargo no serás desengañado, ya que sólo
depende de ti, aquel “Karma” que te has formado, y tu polo opuesto
terrenal no podrá restarle lo más mínimo a tu así lograda propia formación.

Lo que tú le hagas a él de bueno, se lo has hecho a tu propio eterno polo
opuesto, con quien un día unido eternamente habrás de llevar en unidad
una vida espiritual, sea que el ser humano con quien estás ligado en el
matrimonio aquí en esta Tierra es en realidad el mismo polo opuesto de tu
ser humano espiritual, o sea que quien está ligado a ti es un polo espiritual,
que recién después de miles de años puede encontrar su propio verdadero
polo opuesto en la existencia espiritual. - -

“El matrimonio” es en el sentido más elevado sólo la preparación del polo
individual dividido para la existencia bi-polar del ser humano espiritual
unificado, - “hombre y mujer”, - en la eternidad. -

                                      67

No se trata de huir como cobarde frente a las dificultades de la
preparación, sino se trata de buscar de superarlas, así habrás de alcanzar el
más elevado nivel de viabilidad espiritual que le es posible al ser humano
ya aquí en la Tierra. -

Sólo en voz baja y cautelosamente quisiera en este lugar hablar además del
misterio que envuelve también a ambos polos opuestos, hombre y mujer,
en su formación animal a través del equilibrio físico de las polaridades. -

Lo que puede ser un grosero deseo sensual y una lasciva indecencia de dos
“seres humanos animales”, - también puede ser la “llave” que abra las
puertas más ocultas del alma y permita entrar al más elevado santuario ...
Igual al fuego que dispensa luz y calor pero también puede destruir hogar
y bienes, así las Fuerzas del deseo sensual pueden ser caballos alados
delante del carro de la victoria del espíritu, si un anhelante “conductor de
carros” sabe de conducirlas, - pero también pueden transformarse en
demonios portadores de destrucción. -

Sólo en el más elevado amor espiritual debe consumarse la unión de los
polos físicos, si quisiese liberar las elevadas Fuerzas espirituales que
dormitan en la manifestación terreno-corporal del ser humano. - -
Entonces puede producirse en dicha unión un “milagro” que siempre

                                      68

renovado roza la más elevada espiritualidad, y los que la vivencian estarán
juntos conscientes de sí mismos en Esferas de la existencia espiritual, que
jamás la fantasía de ningún poeta pueda imaginar. - - -

No me está permitido decir más sobre estas cosas.

Quien esté maduro para andar sin peligro por el más sagrado de todos los
Caminos terrenales, le bastará también un breve consejo para alcanzar la
elevada, divina y transfigurada meta.

¡Que todo aquel que se place de leer esto se pruebe, a ver si está
dignamente preparado para entrar, puro de corazón, en lo más sublime del
templo del Cosmos visible, ya que en ninguna otra parte como aquí será
tan tremenda y tan terriblemente castigado un “profanador de templos”! -

El matrimonio es una unión de dos espíritus y dos cuerpos, - pero en su
existencia corporal, el hombre y la mujer poseen una Fuerza espiritual,
que los “dioses” mismos pudiesen envidiar.

                 ——————————————

¡Tu debes ser un día un “todo”, unido con un otro “todo”, y aun eres sólo
“parte”! -

                                     69

¡Para convertirte en un “todo”, puede ayudarte en mucho el poder
mágico del matrimonio, si aprendes a utilizarlo! ...

¡Es cierto que el matrimonio quiera de verdad también el hijo, no obstante
el hijo no es de ninguna manera la máxima realización del sentido del
matrimonio!

¡No porque puedan procrear y dar a luz a sus hijos garantiza que su
conjunción corporal sea un matrimonio! - -

El matrimonio tiene existencia sólo cuando los dos polos individuales del
Mundo de manifestación espiritual, separados del polo opuesto en lo
terrenal, aspiran nuevamente a representar una unidad bi-polar. -

Un verdadero matrimonio le da ciertamente la existencia al hijo, donde él
al mismo tiempo encuentra la máxima contención, - pero el sentido del
matrimonio no consiste sólo en ofrecerle al llegado descendiente vida,
cuerpo y alimento, enseñanza y educación.

¡Ante todo el matrimonio debe fomentar el desarrollo de aquellos que en la
unión matrimonial se encontraron!

¡Por decisión vuestra su matrimonio estaría concluido, - pero el hijo les
sería: acreedor de su deuda contraída con el futuro! - - -

                                     70

EL HIJO

   71

A toda hora nacen en esta Tierra seres humanos y sin embargo el ser
humano sensitivo se encuentra hoy al igual que en tiempos primitivos ante
un misterio ...

No en forma diferente al animal entra el nuevo ser humano a esta
existencia cuando se libera del cuerpo materno que le ha proporcionado el
cuerpo de la Tierra.

Incluso la sensibilidad del más insensible será por un instante alterada y
despierta en presencia del eterno y nuevo milagro y cuando ve que un ser
de su misma especie divisa la luz y oye su primer grito. - - -

Bien pronto se manifestará lo nuevo como una conciencia propia, y el ser
humano asombrándose ve aquí una nueva voluntad, que a pesar de que
aparentemente se ha desprendido de él, sólo se quiere a sí misma, tan
ingenuos suelan ser los medios que aun utiliza, como para imponerse en su
medio ambiente. - -

Finalmente el ser humano debe reconocer que son los únicos medios
válidos, ya que ellos, siempre en una total correspondencia, sirven a las
Fuerzas que el nuevo ser vivo domina. -

Cada nuevo año de vida trae consigo una nueva revelación de esta
voluntad, nuevos medios a fin de imponerse y finalmente está delante
nuestro un ser humano igual a nosotros, que a menudo nos obliga a
                                     72

reconocer que sabe dominar Fuerzas espirituales que nosotros inútilmente
hubiésemos tratado de dominar ...

El milagro no quiere tener fin una vez que unos nítidos ojos acercan a la
conciencia a uno de esos eslabones y cada nuevo ciclo de nacimientos
produce aquí nuevos milagros, ante los cuales el ser humano se encuentra
con frecuencia desconcertado, ya que no sabe cómo entender lo ahí
sucedido, si es para lo bueno o para lo malo. -

Tampoco podrás resolver jamás el misterio que pregunta desde los ojos del
niño, si no reconoces con claridad que aquí te encuentras ante un algo
completamente nuevo. - - -

Demasiado te buscas a ti mismo en tu hijo, demasiado te dejas seducir a
través de las similitudes corporales que tu ojo encuentra, te reconoces
también a ti y a tu modo de ser en el talento o en los defectos de tu hijo y
ahora tiendes a transferir todo esto al ser espiritual, que en tu hijo se
confía a ti. - -

Es cierto que el ropaje terrenal en el cual se te ha de entregar a tu hijo, es
construido de tu sangre, de tus células y que le entregas una propia
herencia de siglos que físicamente le pertenece. -

Con ella tu hijo recibe ciertas Fuerzas de esta Tierra que llamas
                                      73

“espirituales”, ya que aun no te es consciente que abundancia de Fuerzas
profundas llenas de misterio alberga este cuerpo terrenal, y estas Fuerzas
sólo son portadoras de aquellas cualidades que constantemente te tientan a
reconocerte demasiado a ti mismo en tu hijo. - - -

En este cuerpo terrenal y utilizando sus más incomprensibles Fuerzas, al
igual que un arpa se aprende tocando, habita un algo que no es de esta
Tierra ...

Este “algo” te observa a través de los ojos de tu hijo y busca en ti el
mismo “algo”, que quizá se ha hecho amo en tu cuerpo, pero que
mayormente está sometido y encadenado a través de las Fuerzas
corporales. - -

Este “algo” es el ser humano del puro espíritu, que aquí en esta Tierra se
une al ser humano terrenal en una de las más bajas formas de su
manifestación y sólo encuentra “redención” en la Tierra cuando domina a
este “animal”. - -

¡El no es una herencia que tu hijo tenga que agradecerte a ti, aunque él
quisiese agradecerte por la formación hereditaria de los pliegues de su
cerebro!

El proviene de las mismas Regiones elevadas que el ser humano espiritual
en ti, a quién quizá jamás lo reconociste como tú mismo, quizá le hayas

                                     74

violentado de tal modo por medio de tu propias Fuerzas corporales, que ya
ni sospechas el menor vestigio de su existencia, y te supones a ti en ti
mismo que sólo eres igual a aquellas Fuerzas corporales sutiles que en la
mayoría de los seres humanos terrenales reemplazan a su conciencia
espiritual. -

A través del ojo de tu hijo te mira escrutándote en el rostro aun cuando este
ojo no fuese todavía para él una herramienta bien dominable y buscase de
encontrar a su par desencadenado aquí en esta Tierra ...

Ahí tienes todos los motivos para sentir respeto por tu propio hijo, en tanto
el ser humano espiritual en ti no sea totalmente amo y señor de tus
Fuerzas corporales sutiles, ya que desde el ojo de tu hijo te mira aun
primordialmente puro. -

Ahora se te ha entregado en tus manos su destino. - - -

Reside casi únicamente en ti, si este ser humano espiritual, el cual, - si es
que no se trata de ninguna de las raras excepciones ya mencionadas en otro
lugar, - nunca vivió en esta Tierra, a la cual jamás regresará y el cual se
halla puesto singularmente de manifiesto en cada nuevo ser humano,
pueda ahora en tu hijo eso que le has dado como la herencia corporal,
aprender libremente a dominar. -

Si estás tan encaprichado en ti y en tu modo de ser, que sólo quieres ver a
                                      75

ti y a tu estirpe también en tu hijo, entonces difícilmente vas a accionar
para que el nuevo ser humano espiritual que se te ha confiado, se convierta
en el amo sobre todo lo que debe aprender a dominar ...

Pero jamás tienes el derecho ante las leyes cósmicas de hacer de tu hijo
sólo el espejo de ti mismo, ya que lo más sagrado y más elevado que se
pone de manifiesto en este ser, es por sobre todo lo alto que lo que tú le
diste corporalmente como herencia ...

¡Pero no basta con ello, ambas serán unidas a través de las Fuerzas del
alma desde lejanos tiempos pasados, las que no llegaron a un completo
desarrollo y ahora en tu hijo exigen tener manifestación! - - -

¡Tú tampoco le diste estas Fuerzas como herencia a tu hijo!
Podrás reconocer a los seres humanos que en este aspecto son
“ascendientes” de tu hijo, recién cuando el ser humano espiritual ejerza en
ti un dominio tan completo, que fuese idénticamente consciente contigo y
te haya enseñado a “ver”, lo que ningún ojo de esta Tierra ve. - -

¡Si las Fuerzas del alma de tu hijo contienen en si dones elevados, no
tienes ningún derecho de añadirlas a tu herencia de sangre! - ¡Si las
Fuerzas del alma de tu hijo no corresponden a tus deseos, no tienes ningún
derecho de coartarlas o incluso de avasallarlas! - -

                                      76

Los derechos que, de acuerdo a leyes cósmicas te son dados con respecto a
tu hijo, son bien limitados.

Tú tienes sólo el derecho de un dueño de casa a quién un importante
huésped te obsequia el honor de confiarte su protección, al tiempo que el
huésped está en una situación tal que le impide a el mismo poder
protegerse. - - -

¡Toda “educación” de tu hijo debe ser el resultado de este entendimiento,
sino actúas de buena fe pero erróneamente, allí donde esperaste obtener lo
mejor! - -

Se te ha confiado un ser humano espiritual a quién sólo le pudiste
proporcionar el cuerpo, como el habitáculo de residencia que debe servirle
en la Tierra. -

El mismo trajo consigo sus tesoros y no los obtiene de ti. - -

Lo que él espera de ti es que solamente le des protección y alimentación y
además que le hayas de procurar obtener, en el hogar que le has dado, los
servidores que necesita, a fin de ejercitar aquí en esta Tierra su dominio. -

Sé muy bien que estas palabras les serán a muchos poco agradables de

                                      77

escuchar, ya que se conceden para con su hijo casi “un derecho de vida o
muerte”. -

También alguno, que se consagra a la “educación”, arrojará este libro de
lado lleno de una “cólera justificada”. -

El quisiera pensar que sé muy bien que aquel hijo que el “educa” y que
educando debe enseñarle, está la mayoría de las veces echado a perder,
fundamentalmente a través de la “crianza paternal”. - - -

Yo le hablo aquí en primer lugar sólo a aquellos que le dieron sangre y
vida al hijo, y hablo del hijo que aun no resultó engañado de sus derechos
primordiales por medio de un erróneo entendimiento de los “derechos de
los padres”, y que aun no ejerce la venganza que indefectiblemente todo
hijo debe ejercer como defensa, apenas el ser humano espiritual en él sea
amordazado por medio de la culpa de sus padres y sus Fuerzas del alma
sean encadenadas a la servidumbre de la herencia-de-sangre.

Tu hijo puede serte un sabio maestro, si sabes atender, como quiere
constantemente el puro ser humano espiritual en él atravesar todas las
capas que físicamente tu le has dado. - -

Tu hijo puede ser por mucho más viejo que tu, a través de aquellas Fuerzas
del alma de tiempos remotos que nuevamente se unifican en él y que a

                                      78

través de un ser humano espiritual quieren alcanzar la unificación
permanente. -

No puedes esperar que tu hijo te honre, si es muy superior a ti ...
¡No creas que tú impunemente puedes forzar a tu hijo a llevar tus ataduras
espirituales, agradables para ti, porque aun no sabe nada como ser humano
sobre sí mismo y su dignidad! -

¡Hay algo en tu hijo a quien nada le queda oculto! - -

Mucho más profunda que lo que quisieras creer, ha de quedar cada mirada
y cada palabra grabada por él durante todo tiempo y aun cuando el hijo
deba inclinarse externamente a tu voluntad, serás tú al final el derrotado,
apenas tu forzamiento se haya de considerar no sólo como protección.
La mayor fuerza de tu brazo no te da ningún derecho a forzar un ser vivo,
a quién sólo le has proporcionado la vida del cuerpo en una forma por ti
determinada, a desviarlo de su vía hacia el Camino de tu voluntad por
medio de la violencia. - - -

Mediante una justicia implacable, la ley del espíritu sabe finalmente como
hacerse valer. - -

Si has pecado, entonces no deberías de asombrarte si luego tu culpa se te
                                      79

ha de manifestar amargamente. -

Cuanto más cuidadoso atiendas a la chispa divina que se te confia en tu
hijo, tanto más habrás de atender nuevamente en ti mismo a la chispa
divina y quizá aprendas también realmente a encontrarla a través de tu
hijo. - - -

Entonces entenderás lo que el Divino una vez expresó con palabras
frecuentemente oídas, que todo aquel que quiere alcanzar en sí mismo el
“Reino de los Cielos”, debería volver a ser como “niño”.

                     - -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -

No es por lo que le das a tu hijo en “educación”, dinero y conocimiento
que un día te lo agradecerá, - sólo si le permitiste ser aquel ser humano,
que de acuerdo a su naturaleza espiritual quiso salir a la luz, te habrás
ganado su agradecimiento. -

Frecuentemente se encuentran en uno y en el mismo hogar paterno varios
hijos, a los que luego sin pensar, ya que de acuerdo a la herencia de
sangre son “hermanos”, se los valora como plantas del mismo género, y
sin embargo para aquél que puede “ver” con los ojos del espíritu hay
frecuentemente mayores diferencias, que las que se encuentran entre
pueblos de razas completamente desconocidas. - -
                                         80

No sólo la manifestación del ser humano espiritual en cada niño es única,
y diferente a todo otro niño de este mundo terrenal, - sino que además las
Fuerzas del alma, igual a cristales, que alrededor de cada uno de aquellos
centros-espirituales se cierran entre si y producen en cada caso formas
completamente nuevas, y que a veces se han formando durante muchas
generaciones de seres humanos. - - -

En un niño pueden actuar Fuerzas del alma que en tiempos pasados
generó un impulso de voluntad que perteneció a un ser humano de zonas
bien lejanas ...

En un otro niño se encuentran quizá Fuerzas del alma activas, cuyo punto
de partida de su formación proviene de un ser humano que vivió en la vida
de esta Tierra cuando los cimientos de las pirámides aun no estaban
puestos ...

Y las Fuerzas del alma de otro niño fueron quizá formadas por otro ser
humano, que una vez debió involuntariamente fallecer, o también murió
como mártir de su convicción ...

En un hogar pobre puede nacer un niño, cuyas Fuerzas del alma hallaron
una vez su formación en un Reinado, y en el hijo de una persona rica
pueden tender a desarrollarse Fuerzas de alma que una vez formó el
impulso de un vagabundo ...

                                     81

Y también hijos del mismo par de padres pueden llevar en si toda esta
complejidad de formación que se generó de Fuerzas del alma a través de
impulsos de estirpes de épocas ya olvidadas, en toda posible gama de
reflejos imaginable ...

Tu tarea será no impedir los efectos de las formas de las Fuerzas del alma
que sientas que provienen de impulsos perjudiciales, como por ejemplo a
través de una “severa disciplina” y mediante fuerza externa, ya que así
habrías siempre de lograr sólo una decepción, aun cuando desde una
posición respetable y elevada tu hijo dejase externamente en el olvido lo
que sin embargo continua llevando en sí mismo. - -

Tu tarea será modificar la dirección de estas Fuerzas del alma, de modo
que ellas, ya en la temprana adolescencia encuentren las manifestaciones a
las que aspiran, por cierto preparadas hacia tales metas, las que ni a tu hijo
ni a otros jamás pudiesen hacerles daño. - - -

Incluso se podría lograr evitar ciertas “deshonras-familiares”, si se quisiera
decidir, apenas se noten los primeros impulsos no provechosos, - a
“modificar” enseguida y con sabia paciencia la dirección de las Fuerzas
del alma desfavorables hacia Caminos de acuerdo a sus requerimientos,
pero que sin embargo no son perniciosos. - - -

                                      82

Esto depende de cada caso en particular y se deberá con cuidado decidir,
en una ponderación sensata, que clase de “desvió” es adecuado aquí en
cada caso.

¡Sólo que no se deje engañar!

¡Un impulso no está destruido cuando por miedo al castigo no se atreve a
expresarse! - -

Tampoco es la meta destruir las Fuerzas del alma indeseables, ya que toda
Fuerza del alma es buena en sí y puede, de volver a encausarse
correctamente, ser guiada hacia la más elevada bendición y hacia la
perfección humana. - - -

Yo hablé aquí sólo de aquellas formas de las Fuerzas del alma que una vez
se introdujeron en el mundo de la manifestación a través de impulsos
inferiores.

Quizá también te parecerán formas de Fuerzas del alma como
“indeseables” cuya conformación se debe a un impulso que vivió en una
alma noble y alejada de todo mal, - - sólo porque ellas le son extrañas a
tus propias Fuerzas del alma y hostiles a los impulsos que en ti mismo
encuentran su conformación. - -

                                   83

Tú quisieras que aquellas formas de las Fuerzas del alma, que tú mismo
creas, las veas manifestarse en tu hijo, y descubres, que en este niño vive y
actúa algo completamente diferente. -

Aquí se te habrá de exigir una elevada y sabia renuncia, aun cuando
frecuentemente se te exija también lo más penoso, si tú no quieres
convertirte en criminal del alma de tu hijo. -

¿Tú te has creado quizá desde hace ya muchos años sueños fantasiosos y
determinado todo muy de antemano sobre lo que un día tu hijo debería
“ser”? -

Y ahora ves todo lo que erigiste con las mejores intensiones, a través del
modo de ser de tu hijo, al que tu consideración no puede negar, destruido y
destrozado. - -

Aquí se deberá de demostrar si el amor que tú sientes por tu hijo, es
verdaderamente valido para el niño mismo, para ese nuevo y único ser
humano, que aquí en la Tierra sólo debe aprender su vida, o si por un
encandilamiento involuntario jamás has visto a tu hijo, sino sólo a ti
mismo en tu amor ...

Difícil te ha de resultar para ti la decisión, pero si quieres proceder
sabiamente y de acuerdo a las eternas leyes cósmicas, entonces debes

                                      84

poder, por amor a tu hijo, enterrar y olvidar tus deseos. - - -

La Naturaleza te ha determinado como intermediador de la vida corporal
aquí en esta Tierra, para que la verdad del ser humano espiritual, en un
infinito despliegue de gestación, pudiese salir a la luz, para liberarse
nuevamente el mismo de su tendencia hacia el abismo.

¡Se un ayudante de la naturaleza, - un ayudante de toda la humanidad
espiritual, que se deje recibir de tu sangre al cuerpo de la Tierra! - -
Así habrás de ayudar de la mejor manera al ser humano espiritual en ti
mismo para la “redención”. -

¡Así tus propios hijos te serán: guía hacia ti mismo, - hacia tu “Dios
viviente”, - - hacia la “vida” eterna!

                       - -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -

Y si te fuese difícil de creerme que tu solamente le puedes dar a tu hijo el
cuerpo de la Tierra, entonces debo hacerte recordar que de acuerdo a la
transmisión terrenal, ya se le ha atribuido demasiado al espíritu lo que
todavía tiene su origen únicamente en las Fuerzas corpo-terrenales ...

¡Para el desarrollo de estas heredadas Fuerzas físicas sutiles, que por lo
común se las suele considerar como Fuerzas del espíritu, es realmente de
                                           85

enorme significado si el ser humano espiritual llegó a ser ya el soberano
en ti o si tú eres un esclavo de tu animalidad! - -

Sin embargo sólo son Fuerzas corporales, a través de las cuales puedes
transmitirle todo eso a tu hijo, que lo recepciona de ti como “dotes” o
“talentos”. -

¡Procura que tu hijo pueda bendecir esta herencia! - - -
                                       86

   LA
  NUEVA
HUMANIDAD

    87

En tanto vivan en esta Tierra seres humanos en una forma de
confederación de comunidades, habrá siempre y de continuo individuos
que no estén conformes con la forma de vida comunitaria que los liga a
otros, y sin embargo, los seres humanos jamás habrán de encontrar una
perfecta forma de gobierno. -

Siempre será el beneficio de uno el perjuicio del otro, y siempre serán sólo
unos pocos los que quieren renunciar a su beneficio, aun cuando vean que
él les trae perjuicio a otros.

No es posible que en esta Tierra surja un día un “estado de Dios”, que
uniese en amor y libertad a todos los seres humanos, ya que esta Tierra fue
una vez desacralizada a causa del mismo ser humano, cuando por temor
ante su propio poder perdió el dominio del mismo. - - -

Así tanto se quiera proclamar en teoría la bienaventuranza a todos los
seres humanos en la Tierra, así con toda certeza la realidad con
indiferencia siempre se burlará de todas las teorías. -

En todas las “repúblicas” habrá “reyes” y “príncipes”, y ningún
“déspota” podrá impedir que en su Reino existan siempre territorios que
su poder y su arbitrariedad no podrán llegar a controlar jamás. - - -
Jamás surgirá del “consejo de todos” una ley que pudiese llegar a superar
a aquellas sabias y nobles leyes, que un día fueron entregadas por los

                                     88

grandes “reyes” del mundo.

Siempre serán sólo unos pocos a quienes la naturaleza les otorgó el talento
y la Fuerza para ordenar lo desordenado y guiar a lo que sin conducción
no llega a florecer. - -

Aun más infrecuente será de encontrar a aquellos, a quienes la naturaleza
ya desde el nacimiento les otorgó el derecho a dominar, - - a dominar
sobre todo lo que no pueda y no quiera ejercer el autodominio. -

En todos los Reinos del cosmos, accesible tanto a los sentidos físicos como
a los sentidos espirituales, domina el sistema de la “jerarquía”, domina la
subordinación y la autoridad, y siempre se empequeñecerá la cantidad de
los poderes operantes, tanto más abarque su poder y su efecto. - - -

También la vida comunitaria del ser humano terrenal está sometida a esta
ley, y todo voluntarismo que con la mejor intensión quisiese lograr la
“igualdad”, esta desde el comienzo condenado por sí mismo, - irá por el
Camino lleno en decepciones, el cual la naturaleza siempre deja abierto
para toda sabiduría humana que aun no reconoce su ley, o la menosprecia,
en caso de que la reconoció. -

En todo tipo de vida comunitaria humana en la Tierra es posible construir
jerarquías y formación de niveles conforme al precepto de la naturaleza, y
                                     89

si no se aspira conscientemente a ello, entonces la naturaleza misma
construye a su conformidad, sin considerar cuán grande sea luego la
cantidad de víctimas que la férrea ley requiere ...

No se permite que nada se salga de su cauce, nada que apunte hacia otras
formas que las que la conocida ley cósmica obliga. -

Pero no por haber nacido en un palacio de reyes, hará que un ser humano
será “rey”, y toda la sabiduría de un filósofo, que quisiese ver dichosos a
los seres humanos bajo su conducción, no hará de él ningún “conductor de
estados”.

El poder místico, que verdaderamente genera “reyes“, puede conservase
durante cientos de años en una estirpe; - ella deberá extinguirse una vez
que los impulsos que un día constituyeron en ella la forma “real”,
encontraron la concreción en el hacer y en la vida, y ningún ejercito del
mundo podrá luego por medio de un otro poder reemplazar lo extinguido y
proteger además a una “realeza” externa ...

Sin embargo no todo “rey”, al que su país perdió, ha dejado por ello de
portar el armiño de los reyes, - - y por el contrario, si cierto trono real ha
sido derrocado a causa de un enemigo del poder “real”, con toda seguridad
él no supo que él mismo era un “rey” al que sólo su país no encontró. - - -

                                      90

En los asuntos referidos a la formación de los estados es excusable de
creer en una “evolución”, ya que el ojo del ser humano tiende demasiado a
considerar al medio ambiente cercano como “el mundo”, por lo cual
difícilmente el ser humano pueda considerar a los tiempos que abarca con
la vista, como “segundos de la eternidad”. - -

Los Pocos en esta Tierra, que son capaces de avizorar por sobre un
horizonte más amplio en el tiempo y en el espacio, deben decirse, a pesar
de toda contra aparente, que todo lo que el ser humano de la Tierra
considera en cuanto al “orden de los estados” como “evolución”, sólo es
una vana ilusión y que la humanidad tras milenios se desangrará en las
mismas luchas por el predominio de uno o de otros, como hoy o hace
miles de años, allí donde culturas se extinguieron y cuyos testimonios aun
no desenterró ningún investigador ...

Pronto “el pueblo” habrá de sucumbir ante el delirio de querer ser el
“dominador” y el mismo de dominar al “dominador”, pronto habrá reyes,
en quienes nada de la verdadera “realeza” y su poder místico se habrá de
encontrar, y querrán aferrarse por las armas al trono que no les pertenece,
y siempre las mañas serán renovadas hasta que los últimos seres humanos
de esta Tierra, a no ser que una comprensión espiritual se los impida, se
maten a golpes, porque el último animal ya ha sido sacrificado y la última
planta hace tiempo ya se ha extinguido en la arena y en el hielo, - porque
esta Tierra debe solidificarse y la eterna “redención” del ser humano
terrenal sólo será contemplada por un nuevo período de los mundos. - -

                                     91

Pobre de los “últimos seres humanos”, ya que ahí la leyenda de Caín y
Abel encontrará su reiteración de mil maneras diferentes, si el ser humano
terrenal no toma conciencia antes, que cada “tu” es un “yo” que en él
quiere encontrarse. - -

¡Cada uno de los Pocos, donde el espíritu y elevada transmisión-espiritual
les iluminó la inmensidad del tiempo y del espacio, concuerda conmigo en
el deseo:

   −         Quisiera que sólo uno de aquellos, que confía en deparar una
       felicidad duradera en los días actuales y futuros en este mundo
       terrenal, sea capaz de ver lo que nosotros Pocos, casi extinguidos por
       el sufrimiento por los otros, debemos aprender a ver con claridad! - -

Seguramente él se habrá de quedar paralizado del susto y con una profunda
vergüenza en el corazón, retendrá sus futuros sueños en el más hondo
abismo del alma, y nunca jamás buscará en esta Tierra lo que su espíritu le
indica, y atrapado en un delirio de confusión, cree que sólo será realizable
aquí en este pedazo de polvo llamado “Tierra”. - -

A pesar de que los sueños de estos bienhechores del mundo contengan
verdad, la felicidad que le desean a la humanidad jamás se logrará en la
Tierra, jamás se va a manifestar por medios terrestres, jamás le está
reservada al ser humano de esta Tierra, tal como se lo imaginan. - - -

                                       92

¡Déjanos entonces buscar una otra “nueva Humanidad”, una Humanidad
que a pesar de que viva en la Tierra y que se alegra de la vida terrenal
tanto como es posible, pero que hace ya tiempo dejó de pertenecer
únicamente “a esta Tierra”! -

Nosotros debemos guiar al ser humano hacia una fuente de felicidad más
profunda, hacia una fuente que fluya más abundantemente, si queremos
estar fraternalmente al lado de aquellos “amigos de la humanidad”
seducidos por el delirio ilusorio de una felicidad terrenal. -

Nosotros debemos liberarlos de sí mismos y de sus sueños, si queremos
lograr que la verdad, que vagamente perciben y que quieren embelesar en
un estéril sistema de pensamiento, sea verdaderamente provechosa a la
humanidad. - - -

Y aunque no se encuentre en el ámbito de la posibilidad que un ser
humano verdaderamente justo pudiese lograr justicia para todos, no
obstante todo individuo puede aspirar a la equidad, y con ello ayudar a
lograr un equilibrio ante toda voluntad de injusticia, a la que las Fuerzas
divinas jamás podrían hacer desaparecer de esta existencia terrenal. - - -
“La felicidad de la humanidad” es una felicidad de los individuos, y
alcanzable sólo en el alma de cada uno de los seres humanos. -

                                      93

Seguramente la “nueva humanidad”, que un día puede surgir en esta
Tierra, no ha de esperar más su felicidad desde lo externo. -

Ella reconocerá que las cosas de este mundo externo son sólo lo que
nosotros hacemos de ellas, y que sólo nos podrán condicionar, en tanto
nos dejemos condicionar ...

El mundo interno del individuo deberá ser un mundo de paz y de pura
felicidad, y solamente ahí puede el ser humano de la Tierra encontrarse
con la verdadera felicidad. - - -

Como se ha de encontrar esta felicidad del individuo, esto lo muestra la
Enseñanza, que se despliega en estos libros.

Que la observancia de sus advertencias pueda también conformar la vida
en el mundo externo de una manera mucho más feliz nadie lo querrá negar,
una vez que reconoció que toda la vida de este Mundo externo es sólo un
testimonio de los efectos de Fuerzas invisibles. - -

Desde lo interno debe generarse todo lo que debe conducir en la existencia
terrenal-externa a la verdadera dicha. -

En lo externo sólo está el Reino de los efectos de aquellas Fuerzas que
únicamente se anclan en lo más profundo del alma.

                                      94

Quien aquí busca de mejorar en lo externo, sólo cosechará resultados-
aparentes, le otorgará dicha sólo al momento, y lo que generó debe incluso
pronto desmoronarse en sí mismo, ya que fallan las Fuerzas enraizadas
que podrían sostenerla en el Mundo externo. - -

¡Quiera que este “Libro del Ser Humano” le abra los ojos a muchos, que
plenos de las mejores aspiraciones están todavía hoy derrochando sus
Fuerzas, porque esperan alcanzar en el Mundo externo la “felicidad de la
humanidad”!

¡Quieran aquellos que hoy, de la mañana hasta la noche buscan con la
mirada puesta en lo externo salvación y ayuda, finalmente logren la
comprensión!

Sólo cuando la mirada-interna reemplace el atisbar a lo externo, podrá la
existencia de la humanidad, también en lo externo, ser digno al ser
humano. - - -

Recién entonces podrá cumplirse algún “sueño de futuro”, el que a través
de los medios que en estos días se place de implementar, peligra de
disolverse en bruma y niebla. - -

La “vieja Humanidad” ha aprendido bien a forzar al mundo externo a que

                                     95

esté a su disposición, pero como sólo puede “forzar” desde lo externo, está
amenazada de sucumbir ante las mismas Fuerzas que ha desatado para que
estén a su disposición. -

La “nueva humanidad” no habrá de querer forzar más desde lo externo
aquello que amplia y provechosamente aprenderá a conducir desde lo
interno. - -

En cada individuo de la “nueva humanidad” se manifestarán Fuerzas que
opacarán todo lo que el ser humano de la “vieja humanidad” admiró
orgulloso como “adquisición espiritual”, - sin ser consciente en su interior
que todo razonamiento jamás podrá captar al “espíritu”, el cual, actuando
como la fuerza del rayo, se extiende por toda la Tierra y que jamás estará
al servicio del ser humano a través del pensar, jamás a través de mecánicas
externas, burlándose de la burla, la que el “espíritu” de algunos
“pensadores” le contraponen a su realidad. - - -

Bien alejado de toda ilusión, sé con certeza que el verdadero espíritu ni
hoy ni mañana puede manifestarse en todas partes, ya que la vieja
humanidad ha cerrado sistemáticamente todas las aperturas a través de las
cuales el ser humano del presente podría encontrar en si lo profundo,
donde brotan las fuentes de todo devenir.

Pero un día estas fuentes serán nuevamente abiertas y aquellos que

                                     96

entonces puedan sacar las aguas de ellas, habrán de poder alcanzar muchas
cosas por medio de la Fuerza del verdadero espíritu, a las que hoy a través
de toda la fuerza pensante de los cerebros, en vano se habría de aspirar.

Tampoco después habrá de ser esta Tierra un “cielo”, y siempre las Fuerzas
dominantes mantendrán cautivos a la mayoría de los seres humanos. - -
La “nueva humanidad“ será un Reino de los elegidos y los llamados, y
algunos individuos ya están hoy en el proceso de formar este Reino en sí
mismos.

Siempre es posible que esta generación pueda experimentar sus primeras
huellas, - pero seguramente los hijos de nuestros hijos sabrán un día de sus
Fuerzas, como nosotros hoy conocemos aquellas Fuerzas, que el ser
humano de la vieja humanidad creyó haberles arrebatado a la naturaleza,
ya que supo con astucia y desde lo externo de retenerlas a su servicio.

¡Sin embargo, las escrituras sagradas de tiempos antiguos anuncian con
razón un Reino de los “hijos de la luz” y un Reino de los “hijos de este
mundo”      de  las  desequilibrantes    Fuerzas  externas,   y   uno     que
verdaderamente pudo saber, dijo:

“los hijos de este mundo son a su manera más hábiles que los hijos de la
luz”! - -

                                      97

¡Sería de desear que también “los hijos de la luz” fuesen a su manera “más
hábiles” y supiesen de quebrar la fascinación a la que están cautivos a
través de los “hijos de este mundo”!

                       - -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -

                                           98
FINAL

  99

Nosotros hemos visto al ser humano en todos sus Caminos.

Lo vimos en su origen, cuando aún vivía en la divinidad y lo vimos en su
“caída” desde la elevada luminosidad.

Nosotros vimos como se unió al animal y en un exilio autogenerado se
esfuerza por alcanzar nuevamente la felicidad del origen.

Nosotros lo hemos acompañado por Caminos del error y por el Camino
hacia la verdad, y así reconocimos que esta Tierra no puede llegar a ser el
Hogar del ser humano, y que fue cierto cuando una vez un conocedor supo
de decir: - -

“¡Toda criatura espera la liberación a través de los hijos de Dios!” -

Tu mismo, a quien aquí me dirijo, - tu mismo eres un ser humano, y
puedes ser un “redentor de toda criatura”, puedes ser “un hijo de Dios”,
puedes ser uno de los “hijos de la luz”. 

Pero desde luego, tú también puedes, si ello te satisface, encontrar tu
magra alegría como un “hijo de este mundo”, hechizado por las cosas
externas.

Toda decisión sobre ello se encuentra pura y exclusivamente sólo en ti, y
nada podrá oponerse a tu voluntad, una vez que tú mismo te hayas
                                     100

decidido. -

Pero justamente esta decisión te resulte quizá tan amarga y difícil.
Tú quisieras aspirar a la más elevada meta, pero aun no lo quieres ...

Recién cuando pudieses querer, la felicidad del que tiene voluntad, con
una exclamación de júbilo arrancará de toda duda. - - -

Hayan pecado mucho en contra tuyo aquellos que te han descrito el
Camino hacia la luz como un Camino del constante renunciamiento y del
desistir y así paralizaron de temor tu voluntad y la encadenaron a la Tierra.
Tú ves por mis palabras que te han aconsejado erróneamente, y que tu
Camino hacia la luz no necesita de impedirte jamás de que tú te recojas las
flores y los exquisitos frutos que están a los costados del Camino.
Incluso aprenderás a amar realmente la vida de esta Tierra, recién cuando
te sepas en tu Camino hacia la luz. 

Tú Camino hacia la luz es tu Camino hacia ti mismo, y - hacia tu Dios, el
cual se oculta en ti.
Es el Dios “viviente”, del cual habló, y no un “dios” de cualquier culto de

                                      101
quienes idolatran. -

Fácilmente se deja encontrar el “Dios viviente” si con valentía confías en
él, aún antes de que lo conozcas, pero se va a alejar cada vez más de ti, si
temerosamente le exijas antes “pruebas”, de que si él realmente existe, y
si la Fuerza en ti se dejase encontrar para acercase a él ...

Cuanto así más te alejas de él, tanto más se te escapará, de modo que
habrás de ser una presa de aquel Mundo externo al que tú pudieses
dominar, si estuvieses unido conscientemente con tu Dios. -

Es sólo un acto de conciencia, el que te otorga la llave, con la cual puedes
abrir todas las Puertas que conducen a la sabiduría mas secreta ...

Tú vives, aun aquí en esta vida externa, únicamente en el ámbito que tu
conocimiento de ti mismo te devela, - y sin embargo muchos que habitan
en el mismo lugar, son bien diferentes en sus conocimientos de si mismos,
en las más diversas vivencias mundanas, las que el Reino del Mundo
externo abarca en si . - -

Pero tú te has encadenado tanto a la existencia de estas cosas externas que
ya te resulta un “milagro” cuando oyes de un ser humano puede entrar
consciente a un Mundo superior, al cual tú apenas imaginas, porque tu
conciencia vibra sólo en ritmos que son bien diferentes de aquellas ondas

                                      102

vibratorias que revelan al otro el Reino del Mundo superior ...
Lo externo es para ti la verdadera “realidad” y sólo desconfiando te diriges
a tu vida interna, en donde crees que solamente están operando la
“imaginación“ y la fantasía.

También aquí es válido lo que antes dije: -

Tú jamás podrás encontrar la "realidad" en lo interno, si no confías en ella
pleno de valor, antes de que la conozcas ...

Tú siempre continuarás alejándote de la realidad, cuanto más receloso le
temas a la “ilusión” y quieras antes que nada tener “pruebas”, donde la
“prueba” sólo te saluda como coronación de tu valeroso aspirar. -

Tú te has afianzado muy bien en esto y tu conciencia te ha guiado bien,
cuando tú en este Mundo externo quieres siempre tener primero “pruebas”
antes de que le confíes, ya que este Mundo de las cosas externas es
realmente un Mundo de lo ilusorio y las mismas “pruebas” que él puede
ofrecerte, raramente están exentas de ilusión. --

Estás tan acostumbrado de asegurarte antes de que quieras actuar en un
Mundo de la ilusión constante, que también crees que sea necesario el
mismo recelo en el Mundo de la “realidad”. -

                                      103

En tu “realidad”, que te fue intocable a través de “pruebas”, hay tanta
ilusión burda o sutil que has perdido todo criterio, - y si alguna vez te
diriges realmente tras las huellas de la verdadera realidad y encuentras la
verdad absoluta, entonces temeroso la espantas lejos de ti, ya que te crees
estar encadenado a un vano e ilusorio delirio y hace ya mucho tiempo que
eres esclavo de tu “realidad”. - - -

¡Primero deberás aprender a recorrer Caminos completamente nuevos
antes de que un día puedas alcanzar la verdad, tal como ella realmente es!
¡Aquí sería realmente muy necesaria una nueva valoración de todos los
valores!

De los “pensadores”, que se imaginan cada dia de nuevo su “verdad”, es
cosa de nunca acabar y si tú te das por satisfecho con tu imaginada
“verdad”, entonces podrás encontrar fácilmente aquella formación que
más agrade a tus pre-juicios y a tu sentido externo.

Pero si quieres llegar a la verdad misma, tal cual es y que brillando actúe
en una realidad eternamente nueva, entonces deberás de buscar en ti
mismo, y sólo en tu interior más profundo un día se te mostrará la verdad
develada.

                      - -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -
                                         104

Entonces reconocerás claramente lo que este libro te quiere decir.
En su nueva forma tal como aquí la tienes en tus manos, trato de dar
además mayor claridad a algunas cosas, para que no pudiese darse lugar a
ninguna duda de cómo debes interpretar mis palabras, para que sean una
bendición para ti.

Pero también la más clara forma de diálogo te será de poco provecho, si tú
no aspiras en ti mismo a elevarte tú mismo hacia la luminosa claridad. -
Si tú mismo has logrado claridad en ti, entonces de aquí en más, ninguna
de mis palabras te quedará “oscura”, ya que lo que vengo a anunciarte es
“luz” en sí misma y quien quiere ir hacia la “luz”, encontrará aquí lo que
busca. -

Reconozco de buen grado que muchas veces hay en este libro cosas que se
dejan difícilmente aclarar, para las cuales debo de generar palabras, y tales
palabras sólo se abren a una voluntad intuitiva.

Pero cuando alguien te trae noticias acerca de un país, en donde hay oro
para excavar, entonces seguramente no te habrás de quejar si él sólo puede
describirte dificultosamente el camino hacia allí, que tu no conoces ...

                                     105

¡Pues bien: - también yo te describo aquí un Camino que debe conducirte
hacia un “país dorado”!
Vale la pena aprender a interpretar correctamente mis palabras ...
Y si no te falta valor para recorrer con alegría el Camino que te muestro,
entonces realmente - habrás de encontrar en ti mismo el País más
abundante en oro que nadie podrá algún día disputarte. - - -

                                     106

¡ÚLTIMA ENSEÑANZA!

         107

Aquellos que se quieren ayudar
 ¡Deben ser del mismo linaje!
    -----------------
   ¡Los hermanos en la Luz
       Que te aconsejan
 ¡Son seres humanos como tú!
    No: seres insensibles, -
  Por nada impresionables, -
   ¡Muertos para la vida! - -
Lo que seres humanos anhelan
    Es para ellos sagrado; -
       Pero sus ojos ven
     Los fines últimos ...

               108

        Toda codicia
      En pecado y error
       Nos es develado
Como búsqueda sin sendero -
 Hacia la eterna belleza...
  -----------------
    Por eso preparamos
   Senderos transitables.
      Por eso guiamos
En el Camino hacia la Luz, - -
  A los Hermanos errados
     Comprendiéndolos
       Con Amor. - - - -

             109
FIN

 110

_____________________________________________________________________
 
                Bô Yin Râ

        El Libro del Ser Humano

Revisión con respecto al original alemán
     finalizada en Octubre de 2011
     www.boyinra-espanol.com.ar

                   1

       Titulo del original alemán: „Das Buch vom Menschen“
                        Traducción al español:
 Eduardo Cícari-Neumann con la colaboración de Jan A. Schymura,
                       Buenos Aires, año 2009,
sobre la versión editada en 1974 por Kober Verlag AG, Berna - Suiza.
              Revisión con respecto al original alemán:
                           Jan A. Schymura
               © Copyright by Kober Verlag AG, Bern.
                    Todos los derechos reservados.

                                   2
                                                     ÍNDICE

INTRODUCCIÓN............................................................................................ 7
EL MISTERIO: “HOMBRE Y MUJER”...................................................15
EL CAMINO DE LA MUJER......................................................................32
EL CAMINO DEL HOMBRE .................................................................... 52
EL MATRIMONIO.........................................................................................61
EL HIJO.............................................................................................................71
LA NUEVA HUMANIDAD......................................................................... 87
FINAL................................................................................................................99
¡ÚLTIMA ENSEÑANZA!................................................................ 107

                                                            3

                     CORTA BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Bô Yin Râ, autor de más de 30 libros, de numerosos escritos y obras
pictóricas, es el nombre espiritual de Joseph Anton Schneiderfranken,
nacido en el año 1876 en Aschaffenburg, Alemania y fallecido en
Massagno-Lugano, Suiza en el año 1943.

Estudió pintura en la ciudad de Frankfurt y en las academias de Munich,
Paris y Viena, pero las experiencias en Grecia fueron determinantes para el
artista, las que finalmente lo encaminaron hacia lo que él, nos trasmite en
sus libros y pinturas.

Sus escritos consisten en darnos valor y ayuda en medio de lo cotidiano, a
pesar de todas las dificultades, a fin de que podamos encontrar el propio
camino que nos conduzca hacia el ser interno viviente. Algunos
comentarios suyos a modo de testimonio nos dicen: “Debo señalar que
todos mis libros presentan una realidad no material desde dos
perspectivas bien diferentes. Por un lado describo experiencias que he
descubierto, que están al alcance de cualquiera, si bien la amplitud y
profundidad de comprensión de las mismas dependerá de las facultades
innatas de cada persona. Pero por otra parte, transmito también cosas
que sé, en virtud de una percepción espiritual específica, diferente, no
accesible a otros, de la cual, sin embargo, hablo solamente cuando dichas
revelaciones son posibles y necesarias”.

En otro pasaje agrega: “Brindo testimonio basado en la experiencia

                                      4

personal, que el ser humano está enraizado en la sustancia de un campo
de energía espiritual. Esta energía no puede ser percibida por órganos
físicos, materiales, sino sólo por los sentidos espirituales que el ser
humano posee. Dentro de este campo de energía espiritual, el ser humano
puede despertar, como un individuo consciente, aún en su vida presente en
la tierra, sin embargo, inevitablemente deberá hacerlo una vez que su
existencia física haya llegado a su fin”.

Con respecto a la nueva edición del “Libro del Dios Viviente” nos aclara:

“Esta nueva versión es comparable en cierto modo respecto de la anterior,
a una, en todas sus partes construida catedral con el cuerpo del edificio al
que aun le faltan las decoradas ventanas y las estatuas de los altares...” Y
finaliza diciendo: “Aquí es dado a conocer un libro que realmente el
mundo necesita en estos días, así lo atestiguan miles de personas con
agradecimiento que han encontrado a través de su contenido, fuerza y
ayuda”.

Con referencia a “El libro del Más Allá” comenta en su introducción: “Así
como un libro de viajes te habla de Tierras que jamás has visto, este libro
te dirá lo más necesario acerca del “país” en el cual, después de tu
muerte te vas a encontrar, indiferentemente si ahora lo creas o no”.

En cuando al “Libro del Ser Humano” nos comenta: “Desde el ser humano
debes alcanzar a “Dios”, sino “Dios” permanecerá en la eternidad un
extraño para ti”.

                                       5

Y finalmente refiriéndose a la trilogía nos dice: “Junto con “El libro del
Dios Viviente” y “El libro del Más Allá”, “El libro del Ser Humano” debe
conformar una trilogía, ya que si bien cada uno de estos tres libros es en
sí mismo algo definitivo y forma un todo existente están internamente
relacionados y en muchos pasajes se encontrará que se aclaran unos a
otros a fin de profundizar el efecto de las palabras sobre el alma”.

Los Editores
_____________________________________________________________________
.
.
.